Diputación ha atendido desde hace 10 años a 130 familias en prevención de drogodependencias

Lo ha hecho a través del programa denonimado como Dédalo, que está financiado por el Comisionado Regional para la Droga de la Junta de Castilla y León, y se desarrolla en línea con las políticas regionales y nacionales sobre prevención del consumo de drogas.

La Diputación de Ávila ha formado durante el curso escolar 2015/2016 a 14 familias con 18 hijos en prevención de drogodependencias. Ha sido en el marco del Programa Dédalo, que desarrolla el Área de Familia, Dependencia e Igualdad de Oportunidades y que, desde su puesta en marcha, en el año 2006, ha atendido a 130 familias en la provincia.

 

Su objetivo es el de mejorar las habilidades educativas de los padres en aspectos comunicativos o supervisión de conductas, con el fin de modificar los factores de riesgo y protección del entorno familiar.

 

A través de diez sesiones, de hora y media de duración y dirigidas por un psicólogo, se busca fortalecer los vínculos familiares y clarificar la postura familiar en relación al consumo de drogas.

 

La particularidad de este programa radica en que en las sesiones participan padres e hijos, tanto de forma separada como conjunta, de modo que los progenitores acuden a diez sesiones; los hijos, a seis y, de manera conjunta, a cuatro, con el fin de compartir experiencias y aprendizaje.

 

En el curso escolar 2015/2016, el Programa Dédalo, que se enmarca en el V Plan Provincial sobre Drogas de la Diputación Provincial (2015-2018), ha desarrollado dos grupos de formación, en los municipios de Piedrahita y Cebreros.

 

De esta forma, se contribuye desde la institución provincial a facilitar a los padres herramientas que les ayuden en su tarea de educar en la prevención del consumo de drogas, uno de los aspectos que, por sus consecuencias, adquiere especial relevancia.

 

Noticias relacionadas