Diputación de Soria aprueba un presupuesto de 48 millones con la oposición de PSOE por la privatización de residencias

Pleno de la Diputación de Soria
La Diputación de Soria ha aprobado este viernes un presupuesto para 2013 que asciende a 48.050.100 euros, unas cuentas que han salido adelante con 13 votos de los diputados del PP (uno se encontraba ausente), 10 en contra del PSOE, que ha argumentado su oposición a la privatización de las residencias, y la abstención del concejal del PPSO (Plataforma del Pueblo Soriano), José Antonio de Miguel, que ha tenido que ausentarse antes de finalizar la sesión plenaria, si bien ha anunciado que se hubiera abstenido.
SORIA, 28 (EUROPA PRESS)



El presidente de la Diputación soriana, Antonio Pardo, ha defendido unos presupuestos que aumentan en un 14,19 por ciento respecto a los del ejercicio que termina y que "ha priorizado el endeudamiento cero y un incremento de las inversiones en un 64 por ciento".

Entre otras cuestiones que ha destacado Pardo, ha señalado que el Presupuesto incrementa un 132 por ciento la partida destinada a Cooperación Municipal pasando de los 3,1 millones de 2012 a los 7,2 millones aprobados para el próximo año.

Para Antonio Pardo el presupuesto para 2013 es "realista, serio y comprometido" con el tiempo actual, además de que es "generador de ilusión y que va a permitir dar soluciones a tantos temas necesarios en el mundo rural", al tiempo que se ha comprometido a cumplirlo "al cien por cien".

Además, el representante de la institución provincial ha destacado que entre los objetivos principales están el incremento de la inversión con una partida de 9 millones de euros, que supone el 18,27 por ciento del presupuesto total y que con esta cifra se ha incrementado la capacidad inversora en más del 64 por ciento respecto a las partidas de 2012.

La deuda de la Diputación de Soria a 1 de enero de 2013 será de 16,6 millones de euros, ya que la previsión de la Diputación es reducir en 5 millones de euros esa deuda.

Por lo tanto, teniendo en cuenta que en enero de 2011 la deuda de la Diputación era de 21,7 millones y que a 31 de diciembre de 2013 la previsión es que será de 11,6 millones, la Diputación de Soria en 3 años verá reducida esta cifra en casi 10 millones de euros.

"ADELGAZAMIENTO DE PERSONAL"

Sin embargo, el diputado socialista Luis Rey ha considerado que las cuentas aprobadas supondrán "un adelgazamiento del personal de la Diputación a casi la mitad", una vez que se materialice la privatización de las residencias de ancianos en el mes de abril, lo que implicará que de los 326 empleados laborales de la institución provincial 197 pasen a formar parte de empresas privadas.

"No sabemos qué es lo que va a pasar con las residencias", ha insistido Rey, si finalmente se podrá adjudicar la gestión de los cuatro centros dependientes de la Diputación, por lo que para los socialistas las cuentas aprobadas hoy variarán en función del curso que siga este proceso de externalización.

Tampoco ha valorado Rey el hecho de que haya aumentado la inversión hasta los 9 millones de euros en 2013 respecto al presente ejercicio, ya que "en 2011 las inversiones eran de 18 millones de euros y en 2012 se perdieron un 70 por ciento".

No obstante, el diputado Luis Rey ha recalcado que "si se diera marcha atrás en el proceso de las residencias", votarían "a favor de estas cuentas".

Por su parte, el concejal de PPSO, José Antonio de Miguel, que ha abandonado la sesión antes de finalizar, y que se hubiera abstenido en caso de haber votado, ha asegurado que no puede estar de acuerdo con la privatización de las residencias, más cuando, en su opinión, "no tienen la certeza de que haya empresas interesadas en todos los centros".

De Miguel ha indicado que hubiera respaldado estos presupuestos si el equipo de Gobierno hubiera accedido a negociar el convenio con los ayuntamientos de más de 500 habitantes, en su opinión, "repartido al libre albedrío del presidente de la Diputación"; si se hubiera dotado de fondos "suficientes" a la Caja de Crédito y Cooperación; y si no se privatizaran las residencias.