Dimite el concejal que llamó "chochito de oro" a Sáenz de Santamaría, para "no hacer daño" al BNG

Asegura que fue "un error" y niega ser una persona "machista o sexista", por lo que tiene "la conciencia muy tranquila".

Xaquín Charlín González, el concejal del BNG de Cambados (Pontevedra) que llamó "chochito de oro" a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha decidido renunciar a su acta municipal.


Lo ha confirmado él mismo a Europa Press, y ha precisado que ya ha trasladado su decisión al Bloque y que mañana, miércoles, la hará oficial en el Consistorio. "No quiero hacer daño al BNG", ha justificado.

En cuanto a su comentario sobre la vicepresidenta en su "blog crítico personal", como ha descrito su bitácora, ha admitido que fue "un error", pero ha negado ser "una persona machista o sexista". "Todo lo contrario", ha apostillado.

Así las cosas, ha sostenido que tiene "la conciencia muy tranquila" pese a ese "error", por el que pide perdón "a todos los colectivos feministas" y también "a la afectada", Sáenz de Santamaría.

"ANTES DE HACER DAÑO AL PARTIDO, ME VOY"

Y, tras alegar que "no" midió la "repercusión mediática" de sus escritos, Charlín González ha juzgado "paradójico" que él tome la decisión de dimitir cuando no lo hace "gente que fue imputada varias veces".

Finalmente, ha negado presiones políticas para forzar su dimisión. "Yo vivo de mi trabajo, y antes de hacer daño al partido, me voy", ha zanjado el edil del Bloque cambadés.

EL PP PIDIÓ SU DIMISIÓN

Sea como sea, su decisión se produce después de que el portavoz parlamentario del BNG, Francisco Jorquera, calificase su comentario de "absolutamente reprobable" y le exigiese una disculpa.

Asimismo, avanzó que la Executiva nacionalista se reuniría para abordar el asunto de no tomar el edil cambadés esta decisión.

Desde filas populares, su portavoz, Paula Prado, pidió su "dimisión" por esas declaraciones "absolutamente machistas" que "atentan" contra la dignidad de la "mujer que es segunda autoridad de España".

Por su parte, la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, también tachó de "repugnantes" y "condenables" estas palabras, que ya han sido retiradas del mencionado sitio web.