Diego Pérez, Guillermo Jiménez y Óliver Láncaster se incorporan al Diocesanos

Los tres jugadores son abulenses que retornan a su tierra para disputar la temporada en el División de Honor Aqualia del club colegial.

El Colegios Diocesanos ha hecho oficial la incorporación de tres jugadores abulenses que retornarán a su tierra para disputar la próxima temporada en el juvenil División de Honor Aqualia.

 

Diego Pérez y Guillermo Jiménez, abulenses procedentes del Real Valladolid, se incorporan al equipo de José Somoza. Ambos jugadores han jugado la pasada temporada en el equipo morado participando activamente del División de Honor.

 

El tercer jugador es Óliver Lancaster, procedente de Santa Marta de Liga Nacional y también abulense con experiencia en tercera división donde debutó en el Real Ávila.

 

Con estos tres fichajes el club sigue con su política de confiar en la cantera abulense y refuerza notablemente el equipo de cara a la dura temporada que viene.

 

Desde la dirección deportiva, José Zapatera y Jorge Barrera siguen trabajando y ya barajan tres nombres que podrían sumarse en breve a la plantilla del equipo. En la mañana del sábado hasta 23 jugadores participaban en un entrenamiento de prueba para buscar opciones de quedarse en el equipo colegial.