Días de frío, lluvia y nieve hasta mediados de la semana que viene

El fin de semana supone el inicio de un período netamente invernal con alertas en numerosas provincias y previsión de bajada de temperaturas y fenómenos adversos por la entrada de varias borrascas.

El fin de semana estará marcado por las precipitaciones, el viento, temperaturas "típicamente invernales" y un descenso de la cota de nieve hasta los 600 metros en muchos puntos del interior peninsular, una situación que se mantendrá, al menos, hasta la segunda mitad de la próxima semana.

 

Elizaga ha precisado que los próximos días serán "complicados" por la entrada de sucesivas borrascas que traerán inestabilidad a casi todo el país, donde "casi ninguna comunidad autónoma se librará" de esta situación. En cualquier caso, ha puntualizado que las temperaturas serán "normales para esta época del año".

 

Así, para este sábado, se esperan precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el sur de Andalucía y un descenso de la cota de nieve hasta los 600 metros en el noroeste peninsular, entre otros fenómenos significativos.

 

Esta situación se agudizará el domingo, por la entrada de una nueva borrasca que traerá "lluvia y frío", según Elizaga, ya que dejará precipitaciones localmente fuertes en zonas de Andalucía y Baleares, así como viento fuerte en zonas del tercio oriental peninsular y litoral de Alborán, y nevadas en numerosas zonas de la Península, que serán moderadas en zonas del cuadrante sudeste peninsular.

 

De cara a la próxima semana, el portavoz de AEMET ha indicado que las lluvias continuarán debido a la entrada de nuevos frentes que, en esta ocasión, dejarán precipitaciones en la vertiente atlántica y que, a partir del miércoles, es probable que afecten a otros puntos del país, aunque no se espera que lleguen al área mediterránea.

 

Mientras, las temperaturas volverán a subir aunque, entre el jueves y el viernes, es probable que se produzca un nuevo descenso que, en cualquier caso, no será muy acusado, según Elizaga.