Detienen a una mujer acusada de matar a palos a su hijastro de 9 años

Policía Nacional

Una mujer de 37 años y nacionalidad china ha sido detenida en Las Palmas acusada de matar a su hijastro, de nueve, presuntamente después de propinarle una paliza a palos. 

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una mujer, de 37 años de edad y nacionalidad china, como la presunta autora del homicidio de su hijastro, un menor de nueve años de edad de la misma nacionalidad, en Las Palmas de Gran Canaria. El Juzgado de Instrucción Número 1 de Las Palmas de Gran Canaria ha ordenado su ingreso en prisión provisional.

 

La detención se ha producido después de que la mujer reconociera a los agentes policiales haber golpeado "en repetidas ocasiones" a su hijastro, junto al que se encontró un palo con restos de sangre utilizado en la agresión.

 

Asimismo, se ha detenido al padre del niño, de 55 años de edad y de nacionalidad china, al constatar los agentes que el menor fallecido había sido víctima de malos tratos anteriormente, según informó la Policía Nacional en nota de prensa. El titular del juzgado le ha dejado en libertad y con la prohibición de salir del territorio nacional, y se le investiga por los presuntos delitos de malos tratos y la comisión de omisión.

 

Las detenciones se produjeron después de que una llamada de la ahora detenida a los servicios de emergencias, a las 00.08 horas del día 9 de mayo, solicitara ayuda porque un niño se encontraba en mal estado en el domicilio familiar, ubicado en la calle Doctor Juan de Padilla de la capital grancanaria.

 

Posteriormente, una vez llegaron los agentes de la Policía Nacional al lugar, se encontraron en la vivienda al personal médico que solo pudo constatar el fallecimiento del niño. Por su parte, los agentes encontraron sobre la cama del dormitorio principal de la vivienda el cuerpo de un niño, de nueve años de edad, con evidentes signos de violencia, y un palo de madera de unos sesenta centímetros de largo manchado de sangre, que intervinieron.

 

Asimismo, en el lugar se encontraba la madrastra del menor, que reconoció a los agentes haber golpeado al niño con el palo, además de con sus manos y pies, hasta ocasionar la muerte del menor, por lo que fue detenida.

 

En la vivienda también se encontraba el resto de miembros de la familia, en concreto, el padre del fallecido y un hijo en común con la detenida, de 3 años. En este momento, el padre manifestó a los agentes que no estaba presente en el momento de los hechos.

 

Sin embargo, los agentes han podido constatar durante la investigación la existencia de "evidentes signos de maltrato anterior en el cuerpo del niño fallecido", por lo que también decidieron detener al padre; mientras que el menor de 3 años ha quedado a cargo de la Viceconsejería de Política Social del Gobierno de Canarias.

 

De todos modos, la investigación continúa abierta por parte del Grupo de Homicidios de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas, en una instrucción judicial dirigida por el titular del Juzgado de Instrucción Uno de Las Palmas de Gran Canaria.