Detenidos tres hombres por matar dos lobos durante una montería en Ávila

Uno de los lobos abatidos. Foto: Guardia Civil

Los hechos tuvieron lugar el pasado mes de noviembre en una finca de Tornadizos de Ávila y las detenciones fueron en diciembre, pero las diligencias han sido secretas por parte del Juzgado nº 3 de Ávila, hasta fechas recientes.

La Guardia Civil de Ávila ha dado a conocer este jueves la detención, el pasado mes de diciembre, de tres personas como presuntas autoras de la muerte de dos lobos durante el transcurso de una montería.

 

El Instituto Armado ha informado de que el pasado 30 de noviembre de 2015 componentes de la Sección del SEPRONA de la Comandancia de Ávila recibieron, gracias a la colaboración ciudadana, información relativa a la muerte de un lobo en una montería celebrada el día anterior en la localidad de Tornadizos de Ávila, concretamente en la finca conocida como Valdeciervos de los Arroyos.

 

Recuerdan que este cánido es una especie no cazable salvo para control poblacional, por estar protegida al sur del Río Duero, no siendo una especie cinegética, por lo que su caza está prohibida.

 

La Guardia Civil comenzó así la denominada 'Operación Signatus', en la que tras identificar quiénes eran los organizadores de la montería y así determinar qué personas participaron en la misma, se averiguó que en una de las armadas se habrían abatido no uno, sino dos ejemplares de Lobo ibérico (Canis Lupus Signatus).

 

Gracias a una inspección ocular exhaustiva de la zona en la que los animales fueron abatidos, se localizaron y se tomaron muestras de pelo y sangre de los mismos así como casquillos abandonados en alguno de los puestos de la armada en la que sucedieron los hechos.

 

Tras las investigaciones oportunas sobre los cazadores de esa armada, así como de otras personas participantes en la montería (entorno a 60 cazadores), se estrechó el círculo y en poco más de un mes, el 22, 23 y 28 de diciembre, los componentes del SEPRONA de la Comandancia de Ávila procedieron a la detención de tres personas, como supuestos autores de un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, y a la investigación de una cuarta como colaborador necesario. Estas personas se habrían desplazado desde Madrid y Guadalajara hasta la finca de Ávila para participar en la montería.

 

Las diligencias han sido secretas por parte del Juzgado nº 3 de Ávila, hasta fechas recientes.