Detenido un joven abulense por acoso en redes sociales y a través de mensajería móvil

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un joven de 25 años y vecino de Ávila dentro de la operación Diablo, por acosar a 14 personas a través de las redes sociales, mensajería instantánea e internet.

El arrestado actuaba contra miembros del mismo círculo de conocidos y amistades, buscando enfrentarlos unos con otros mediante insultos, amenazas o incluso coacciones. Al detenido se le acusa de ser el presunto autor de hasta ocho tipos diferentes de delitos contra 14 perjudicados: usurpación de estado civil, descubrimiento y revelación de secretos, injurias graves, amenazas, coacciones, contra la intimidad moral, daños informáticos y simulación de delitos.

 

La operación se inició cuando los agentes de la Comisaría de Policía de Ávila recibieron diversas denuncias relacionadas con el acoso a través de distintas redes sociales en internet y aplicaciones de mensajería instantánea.

 

La investigación permitió detectar a más perjudicados de un constante acoso a través de perfiles falsos en conocidas redes sociales y cuentas de correo electrónico de distintas plataformas, usurpando en todas ellas la identidad de varias de las víctimas y enviando mensajes SMS o utilizando aplicaciones de mensajería instantánea.


 
La forma de actuar del detenido consistía en apropiarse de datos personales e incluso imágenes que las víctimas colgaban en estas redes sociales, y que luego utilizaba para crear cuentas y perfiles falsos usurpando su identidad.

 

A continuación enviaba a través de estos usuarios ficticios mensajes ofensivos con los que se atacaba tanto la intimidad como el honor, no sólo de las referidas víctimas sino también de aquellos a quienes iban dirigidos los correos, todos ellos miembros del mismo círculo de conocidos y amistades, buscando enfrentarlos unos con otros mediante insultos, amenazas o incluso coacciones.

 

De igual modo, aportaba los datos personales de estas personas a diversos chats o foros de internet donde se hacían insinuaciones y ofrecimientos sexuales a los usuarios de los mismos, a fin de que éstos se comunicaran con las víctimas buscando tanto un encuentro como mantener relaciones sexuales, bien llamándoles por teléfono o bien mandándoles mensajes tanto SMS como vía mensajería instantánea.

 

El arrestado también realizó compras online simulando ser alguno de los perjudicados, y se atacaron varias líneas telefónicas de algunas de las víctimas a fin de realizarles desvíos de llamadas, contratarles servicios o activar y desactivar funciones, entre otras muchas de las acciones denunciadas.

 

El detenido, que pertenecía a una comunidad internauta de bofhers o acosadores a través de la red y que tiene conocimientos como usuario avanzado en el uso de redes sociales e internet, trató de dificultar las investigaciones policiales simulando ser una de las víctimas o perjudicados.

 

La operación ha sido realizada por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Policía Nacional de la Comisaría de Ávila.