Detenido un hombre por intentar matar a su mujer con una catana en Barcelona

Catana incautada a un hombre que trató de matar a su mujer

El agresor se atrincheró en su piso y tiró por la ventana numerosos objetos.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre que presuntamente trató de matar a su mujer agrediéndola con una catana por la espalda en el barrio de la Vila Olímpica de Barcelona.


Según ha informado este jueves la policía catalana, el agresor, de 34 años y nacionalidad rumana, es un experto en artes marciales y tenía varias armas blancas en su casa que fueron decomisadas.

La víctima, que recibió cortes en la cabeza y los brazos y estaba llena de sangre cuando la encontró la policía, pudo huir de su agresor gracias a los vecinos que fueron testigos de los hechos y que avisaron a los Mossos de que la pareja se estaba peleando y se escuchaban gritos y golpes en su piso.

De hecho, los vecinos tuvieron que intervenir para alejarla del maltratador cortándole el mechón del pelo que el hombre le sujetaba para no dejarla ir.

La agresión se produjo sobre las 20 horas de este miércoles y el hombre, tras la agresión, se atrincheró en el piso y se negó a salir pese a las reiteradas peticiones de los policías.

En un estado muy alterado, lanzando gritos y dando golpes ante la presencia de los agentes, empezó a tirar objetos por la ventana poniendo en peligro a los peatones que pasaban por allí. Los Mossos se vieron obligados a acordonar la vía para evitar que los transeúntes resultaran heridos ya que el hombre tiró por la ventana numerosos platos, ropa y fundas de espada, y tuvieron que intervenir la unidad de orden (Arro) y los Bomberos de Barcelona.

TIRAN LA PUERTA ABAJO

Para reducirle, los agentes de orden público tiraron abajo la puerta de su casa, aunque antes habían bloqueado el ascensor para que otros vecinos no subieran en ese momento y cortado el gas para evitar que el hombre lo saboteara.

Le encontraron desnudo, lleno de sangre y estirado en la cama, sin presentar resistencia, y le dejaron vestirse antes de esposarle, aunque le encontraron un machete bajo la ropa.

Tras arrestarle, se comprobó que no tenía ninguna herida y que la sangre que tenía en la cara no era suya, y se decomisaron la catana, un cuchillo curvado de lucha, un puñal y un machete.

El hombre, que no tiene antecedentes policiales, pasará a disposición judicial en las próximas horas por un delito de tentativa de homicidio y lesiones.