Detenido un hombre en La Moraña por blanqueo de capitales para una organización criminal

Su tarea era recibir cantidades de dinero que blanqueaba enviándolo a otros países. Denunció el bloqueo de dos transferencias en su cuenta corriente.

La Guardia Civil de Ávila detuvo el pasado 27 de abril a una persona como presunta autora de un delito de blanqueo de capitales.

 

Segun informa el Instituto Armado, a mediados del pasado mes de marzo un vecino de la zona de La Moraña puso en conocimiento de la Guardia Civil que su entidad bancaria había procedido al bloqueo de su cuenta por recibir dos transferencias monetarias supuestamente fraudulentas, de unos 3.200 euros aproximadamente.

 

El Equipo de Policía Judicial de Arévalo, en colaboración con el Equipo Roca, iniciaron las investigaciones oportunas y descubrieron que una organización criminal localizada en Europa del este ofertaba vía internet un trabajo, aceptado por el denunciante, quien debía realizar depósitos de dinero a cuentas situadas en el extranjero, siendo evidente que esta organización se dedicaba a la ciber delincuencia y pretendía introducir en el mercado legal los ilícitos beneficios obtenidos de su actividad.

 

Ahondando más en la investigación, la fuerza policial se percató de que el denunciante, al aceptar este tipo de trabajo, asumía las condiciones propuestas, por lo que facilitaba su número de cuenta bancaria para recibir sumas de dinero inferiores a 3.000 euros y así no dejar rastro alguno que pudiera ser susceptible de investigación por parte de la Agencia Tributaria.

 

Y es que las entidades financieras son las encargadas de comunicar los movimientos superiores a 3.000 euros al Servicio de Blanqueo de Capitales 'SEPBLAc' dependiente del Banco de España.

 

El denunciante hizo de intermediario y una vez que recibió las dos transferencias extrajo el dinero y lo depositó en agencias de envío de dinero inmediato a terceros países, tales como Wester Unión o Money Gram, para que la banda se apoderase de el.

 

Esto es lo que se conoce como 'phishing', actividad a la que se dedica la organización criminal, y la persona contratada por los blanqueadores, “el pitufo”, es utilizada como instrumento para realizar multitud de movimientos inferiores, a los que están obligados a informar a la SEPBLAc las entidades financiaras.

 

Las organizaciones utilizan a muchos “pitufos” y, en este caso en particular, buscaban que las transferencias se realizasen desde terceros países de donde se localiza la actividad criminal de la organización.

 

La colaboración del comunicante, el denominado “pitufo”, fue necesaria e intencionada y por ello el pasado día 27 de abril se procedió a su detención por un supuesto delito de blanqueo de capitales.

 

Desde la Guardia Civil destacan que el objeto de la denuncia era eludir la responsabilidad que trae consigo el delito. Las diligencias continúan abiertas para la posible detención de los “phisher” o esta banda criminal organizada.