Detenido un hombre como autor de múltiples robos en supermercados de Ávila

La Policía Nacional también detuvo a cuatro personas de nacionalidad rumana, dos de ellas con orden de detención en vigor, con antecendentes de robo con violencia y "hurtos cariñosos".

Agentes de Policía Nacional de la Comisaría de Ávila han detenido a un individuo, L.M.G. de 32 años, como presunto autor de un delito de hurto de productos en diversos supermercados de la ciudad, cuyo valor supera los 1.000 euros.

 

La detención se produjo por una patrulla de policías adscritos a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana que acudieron, comisionados por la Sala 091,  al requerimiento de los encargados de un supermercado, en cuyo establecimiento un grupo de personas estaban sustrayendo productos de los estantes.

 

Personados en el lugar observan a un coche realizar maniobras evasivas ante su presencia, por lo que le dan el alto. Dado que las características de los ocupantes del turismo, un varón que conducía acompañado por cuatro mujeres, una menor de edad, coincidían con la descripción aportada por los requirentes, procedieron a registrar el vehículo encontrando numerosos productos de los que no podían justificar la procedencia. Ante tales hechos se procedió a la detención del conductor y a la  identificación de las acompañantes.

 

Posteriores gestiones en Comisaría permitieron determinar que los efectos intervenidos eran el producto de varios hurtos cometidos en diferentes supermercados de nuestra ciudad.

 

Por otra parte, agentes de esta Comisaría, en el ejercicio de sus labores de prevención de la delincuencia, observaron un turismo ocupado por dos varones y dos mujeres, que por su actitud les infundieron sospechas.

 

Los policías, tras establecer un discreto servicio de vigilancia, comprueban que circulan sin rumbo fijo y en actitud sospechosa,  por lo que proceden a dar el alto al vehículo e identificar a sus ocupantes.

 

Consultadas las bases de datos policiales consta que dos de ellos, A.G. de 31 años y M.C. de 26 años, tenían una orden de detención en vigor interesada por un juzgado de otra ciudad, por lo que se procede a su inmediata detención. A todos ellos, de nacionalidad rumana, les constan numerosos antecedentes por robo con violencia y por hurtos “cariñosos”.

 

El “hurto cariñoso” es una modalidad delictiva que consiste en abordar a la víctima, en muchas ocasiones personas de avanzada edad, y tras preguntarle por una dirección, por un hospital, o cualquier otra escusa, simulan agradecer la ayuda con un abrazo o regalándole un colgante de escaso valor que se ofrecen a colocarle en el cuello, momento que aprovechan para sustraerle los objetos de valor.

 

Una vez concluidas las diligencias policiales los detenidos e imputados fueron puestos a disposición judicial.