Detenido por encerrar a su expareja, a la que no podía acercarse, en un edificio abandonado de Granada

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 35 años, con antecedentes, por encerrar a su expareja durante dos días en un edificio abandonado de Granada, pese a constarle en vigor dos órdenes de alejamiento y no comunicación con la víctima por denuncias anteriores.
GRANADA, 04 (EUROPA PRESS)



Una llamada telefónica informó a la Sala del 091 de la existencia de una mujer encerrada en contra de su voluntad en un edificio abandonado de la calle Ribera del Beiro de Granada. Los policías que se personaron de forma inmediata localizaron un edificio abandonado, cuya puerta estaba atrancada, por lo que tuvieron que hacer uso de la fuerza para acceder al interior, hallando en uno de los habitáculos del edificio a una mujer, que manifestó que llevaba dos días allí encerrada en contra de su voluntad por parte de su expareja.

Los agentes recabaron diferentes datos, y comprobaron que al presunto autor de los hechos le constaban en vigor dos órdenes de alejamiento y no comunicación hacia ella y supieron que presuntamente habían quedado los dos para hablar sobre denuncias anteriores que ella había interpuesto. Una vez en el lugar él la encerró en el edificio y le quito la tarjeta de crédito, informa la Policía en una nota.

Los agentes que participaron en el auxilio a la víctima recabaron diferentes testimonios y datos que les llevaron a establecier un dispositivo policial específico que culminó con la localización y detención del presunto autor de los hechos en la calle Emperatriz Eugenia, encontrándole al detenido entre sus pertenencias la tarjeta de crédito de su expareja.

La detención fue realizada por agentes de la Unidad de Prevención y Reacción, haciéndose cargo de las investigaciones el Grupo de Atención a la Familia, ambas unidades de la Policía Nacional de Granada, siendo puesto el detenido a disposición de las autoridades judiciales competentes de Granada.