Detenido por conducción temeraria en la plaza de Hoyocasero

El conductor irrumpió de manera violenta a gran velocidad en la plaza, realizando una serie de maniobras violentas consistentes en giros bruscos y derrapes alrededor de la fuente pública situada en el centro de la plaza

El artículo 381 del código penal dice, que quien condujere un vehículo a motor o ciclomotor con temeridad manifiesta y pusiere en concreto peligro la vida o la integridad de las personas, será castigado con pena de prisión de dos a cinco años.

 

Este fue el delito por el que fue detenido un vecino de Hoyocasero de 26 años de edad.

 

 Los hechos sucedieron en la madrugada del día 29 del pasado mes de septiembre, cuando el vehículo marca Peugeot, modelo 206XR, conducido por su propietario, irrumpió de manera violenta a gran velocidad en la plaza, realizando una serie de maniobras violentas consistentes en giros bruscos y derrapes alrededor de la fuente pública situada en el centro de la plaza.  Este comportamiento provocó el pánico de las personas concurrentes, obligándolas a refugiarse por temor a ser atropellados ante una inminente pérdida del control del turismo, que finalmente tuvo como resultado el choque contra uno de los vehículos allí estacionados.

 


Ante esta situación los vecinos pasaron aviso al número de emergencias de la Guardia Civil 062, alertando de la circunstancia de peligro que estaban  viviendo por parte del convecino, el cual hacía caso omiso a las advertencias de deponer su actitud, y continuó durante casi una hora, conduciendo de este modo y enfrentándose de forma chulesca a los presentes.

 

Coordinados los servicios oportunos el conductor fue identificado por la Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Ávila, que procedió a su detención y a la instrucción de las correspondientes diligencias judiciales.