Detenido en Valladolid un hombre de 46 años por abusar sexualmente de una niña durante dos años

Tenía almacenadas unas mil fotografías de la menor y, según la víctima, llegó a abusar sexualmente de ella en distintos encuentros
Tenía almacenadas unas mil fotografías de la menor y, según la víctima, llegó a abusar sexualmente de ella en distintos encuentros

VALLADOLID/MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional ha informado este miércoles de que ha detenido en Valladolid a un hombre de 46 años por abusar sexualmente de una menor durante dos años, unos abusos que comenzaron cuando la víctima, hija de unos amigos del arrestado, tenía diez años.

Según ha explicado el Ministerio del Interior en un comunicado, el detenido "aprovechó su condición de amigo de la familia para reunirse a solas con la menor y ganarse su confianza".

Cuando la niña quiso poner fin a la situación, la amenazó con desvelar a sus padres lo sucedido y la obligó a realizar actos de naturaleza sexual a través de una 'webcam'.

El hombre acabó almacenando en su vivienda unas mil fotografías de la menor, además de 110 CD y DVD con otras imágenes de contenido pornográfico infantil, según se ha descubierto durante la investigación, desarrollada por agentes del Grupo de Investigación Tecnológica de la Jefatura Superior de Policía de Castilla y León.

Al denunciar los hechos, la niña dijo a los agentes que llevaba dos años sufriendo acoso sexual por parte de un amigo de la familia. Esta persona había aprovechado su relación de amistad con los padres de la menor para ganarse su confianza y obtener fotografías comprometidas.

CHANTAJEÓ A SU VÍCTIMA

Luego utilizó ese material para chantajear a la víctima y conseguir, mediante una aplicación de mensajería instantánea, 150 nuevas fotografías de la menor desnuda y varios vídeos de contenido sexual a través de la 'webcam'. Además, la menor manifestó que se habían visto en varias ocasiones y que en estos encuentros había abusado sexualmente de ella.

Los agentes solicitaron un mandamiento de entrada y registro de la vivienda del presunto agresor, donde se intervinieron siete discos duros, dos ordenadores portátiles, una tableta, varias tarjetas de memoria, 'pendrives' y más de 700 soportes ópticos.

Al realizar el análisis preliminar del material, los investigadores comprobaron que almacenaba un millar de fotografías de la menor y miles de archivos de pornografía infantil. Algunos contenían imágenes de menores de corta edad siendo agredidos sexualmente.

El propietario del inmueble, presunto autor de los hechos, reconoció ser el único usuario de los equipos informáticos intervenidos y fue arrestado. La Autoridad Judicial ha ordenado su ingreso en prisión.

'CHILD GROOMING'

El 'child grooming' es una modalidad de acoso a menores en Internet con el objetivo obtener fotografías y vídeos de contenido sexual e incluso para abusar sexualmente de ellos. El acosador desarrolla un conjunto de tácticas para ganarse la confianza del menor a través de la Red.

Afecta a niños y niñas por igual, mientras que los agresores son siempre hombres adultos. Según el comunicado, el daño psicológico que sufren los menores atrapados en estas circunstancias es enorme.

RECOMENDACIONES A LOS PADRES

Ante este tipo de situaciones, la Policía Nacional recomienda a los menores que acudan a sus padres o educadores o bien a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Para evitar que se produzcan estas situaciones de abuso, los padres deben colocar el ordenador en una zona común del domicilio para poder supervisar el uso que hacen de él los menores y las páginas a las que acceden.

Además, hay que establecer reglas de uso de Internet y controlar los tiempos de utilización de los ordenadores. Cuando usen las nuevas tecnologías para realizar sus trabajos y estudios, es conveniente que los padres les ayuden y les motiven para que realicen sus propias búsquedas sobre temas de interés para ellos.

Igualmente, se debe insistir a los menores para que no faciliten datos personales ni fotografías o vídeos a nadie a través de la red si no están totalmente seguros de quién los va a recibir.

La Policía también aconseja hablar con los menores de los riesgos que entrañan los 'chats' donde se pueden poner en contacto con supuestos amigos que no lo son o con personas que se hacen pasar por menores para ganarse su confianza.

Es importante revisar los contenidos que puedan ser perjudiciales para la educación y el desarrollo de los menores y alertarles sobre la existencia de contenidos inapropiados para su edad.

Los padres también deben enseñar a sus hijos a no solicitar a través de la red ningún tipo de producto sin la aprobación familiar.

Por último, pueden ser de ayuda los programas de control parental que filtran el acceso a determinados contenidos que se pueden instalar para controlar el acceso a los mismos.

RECOMENDACIONES A LOS MENORES

En cuanto a los menores, la Policía Nacional recomienda avisar inmediatamente a los padres si al navegar detectan contenidos que puedan ser peligrosos o situaciones que les puedan parecer extrañas.

Los menores nunca deben facilitar datos personales a desconocidos a través de Internet ni enviar nunca fotos personales o familiares o información sin la autorización de sus padres.

Si van a quedar físicamente con una persona a la que han conocido a través de Internet, deben consultarlo siempre con sus padres para que lo autoricen.

En el caso de que al menor le digan algo que le resulte incómodo o molesto, lo que tiene que hacer es contárselo inmediatamente a sus padres.

Finalmente, la Policía recuerda a los menores que en las redes sociales no están obligados a reconocer como amigo a una persona si no quieren hacerlo.