Detenido en Valladolid por estafar a nueve personas por Internet a las que vendía productos que no entregaba

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a un vecino de Valladolid, J.J.F.M, de 36 años, por un presunto delito de estafa continuada a través de Internet, ya que ofrecía a través de la red productos a bajo coste que después no entregaba, han informado a Europa Press fuentes policiales.



VALLADOLID, 15 (EUROPA PRESS)



El autor de los hechos insertaba anuncios de venta de teléfonos móviles y ordenadores de alta gama a un precio atractivo en un conocido portal de compraventa de productos en Internet, posteriormente contactaban con él distintas personas quienes se interesaban por el producto anunciado, adelantaban el dinero pactado pero no recibían finalmente producto adquirido.

A partir de una denuncia inicial interpuesta en Valencia los investigadores han podido determinar que existían muchas más víctimas estafadas por este individuo y se habían interpuesto otras nueve denuncias en distintas provincias de España como Valencia, Madrid, Ciudad Real, Pontevedra o Huelva.

Esta investigación la llevan funcionarios pertenecientes al Grupo de Investigación Tecnológica de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valladolid, quienes tratan de identificar al total de víctimas estafadas.

A lo largo del año, en esta Comisaría Provincial de Valladolid, se han investigado varias estafas que siguen el mismo "modus operandi" descrito con anterioridad y ya se ha detenido a otras diez personas, concretamente tres en Valladolid y las siete restantes (en colaboración con los Grupos de Delitos Tecnológicos de las siguientes localidades) en Madrid (dos), Castellón, Granada, Badajoz, Sevilla y Barcelona, por lo que se han esclarecido numerosas denuncias por estafa.

CONSEJOS PARA EVITAR ESTAFAS

Ante estas situaciones, la Policía Nacional recuerda que para que genere confianza la web donde se está vendiendo o subastando el producto que se quiere adquririr, se debe evaluar el sitio (calidad de la web) y desconfiar en las que se encuentren errores ortográficos o gramaticales.

También se aconseja tener en cuenta si es una empresa nueva, si está debidamente registrada e introducir los datos de la web en un buscador con el objeto de ver si ha sido objeto de denuncias anteriores, valoraciones, etcétera.

Por otra parte, se debe comprobar si proporciona algún tipo de seguro o da garantias de devolución del artículo comprado en caso de disconformidad y ya, si la web es de calidad y genera confianza, pasar a analizar la reputación o historial del vendedor mediante información que aportan estas web: votaciones de los anteriores compradores acerca de sus compras anteriores, comentarios que hayan dejado éstos, etcétera.

La Policía también aconseja leer atentamente la descripción del artículo que se desee comprar (si es nuevo, usado, precio...) y despejar cualquier duda con el vendedor y desconfiar de las "gangas".

Respecto a la transacción del dinero, se debe proporcionar la información imprescindible e incluso utilizar sistemas de pago seguros por Internet que permiten efectuar los pagos sin dar información finaciera sensible (Paypal...).

También es aconsejable guardar copia de todos los datos: del contrato, de la página web si no es conocida y de la operación (correspondencia mantenida, datos de la operación...) porque serán de gran utilidad para los investigadores en caso de fraude.

Por último, se recuerda que "siempre" hay que utilizar el sentido común de tal forma que no se haga por Internet lo que nunca se haría en la vida normal, de manera que se sospeche de una compra que sea "demasiado buena para ser cierta".