Detenidas dos personas que abandonaron un coche con 191 kilos de hachís en Arévalo

Los hechos acontecieron en 2005 en Arévalo. Las investigaciones realizadas por la Guardia Civil de Ávila cesaron desde entonces hasta conseguir detener ahora a los dos implicados en la denominada Operación Intemperie, ya que los implicados dejaron abandonado el coche en plena oscuridad impidiendo ser identificados

La noche del día  27 de noviembre del año 2005 una patrulla del Destacamento de Tráfico de Arévalo observó en la autovía A-6, a su paso por el término  municipal de Arévalo, que el conductor de un turismo había cometido una infracción, motivo por lo cual los agentes le dieron las preceptivas señales de “alto”.

 

Al percatarse de la presencia policial, este conductor se detuvo precipitadamente en el arcén y salió huyendo junto con su acompañante, dejando abandonado el vehículo cargado con más de 191 kilos de hachís. A pesar de los intensos rastreos policiales practicados en la zona de los  hechos, en ese momento no fue posible la identificación de los dos ocupantes del vehículo. Estos huyeron aprovechando la oscuridad de la noche y la escasa visibilidad existente en una zona frondosa con pinos. 

 

A raíz de lo anterior, el Equipo EDOA de la U.O.P.J de la Comandancia de la Guardia Ávila inició la operación policial denominada “Intemperie”, no cesando en ningún momento en tratar de localizar e identificar a los huidos.

 

Fruto de estas pesquisas policiales, y a pesar del tiempo transcurrido, finalmente se ha conseguido detener en Mula (Murcia) a los dos anteriores, cuyos datos de identidad se corresponden con los siguientes: A. R., natural de Marruecos, y de 22 años de edad; A.O, natural de Marruecos, y de 23 años de edad; ambos vecinos de Mula (Murcia).  

 

Estas identificaciones y posteriores detenciones se han llevado a cabo en distintas fases, debido a que ambos se encontraban en paradero desconocido.  En el transcurso de la investigación, se ha determinado que los ahora detenidos e imputados pertenecían a una red delictiva organizada que se dedicaba periódicamente a trasladar considerables alijos de hachís desde la provincia de Murcia hasta otras de la Zona Norte de la Península; incluido el vecino país de Portugal.

 

Otro miembro de esta red delictiva fue asesinado por el primero de los citados en  Mula (Murcia) pocos días después del abandono en Arévalo del turismo cargado con dicha cantidad de hachís.