Detenidas cuatro personas que almacenaban y compartían pornografía infantil por Internet

Agentes de la Guardia Civil durante uno de los registros

Agentes de la Guardia Civil han detenido a cuatro personas en Madrid, Asturias y León como presuntos autores de varios delitos de corrupción de menores, y han intervenido tres ordenadores portátiles y cuatro discos duros con pornográfico infantil.

La investigación comenzó tras la denuncia presentada por un ciudadano de San Vicente del Raspeig (Alicante), quien había descargado un archivo mediante un programa para compartir archivos por Internet, y el contenido de éste era muy distinto al esperado, ya que se trataba de un vídeo en el que aparecían menores realizando prácticas sexuales.

Ante estos hechos, el EMUME (Equipo Mujer-Menor) de la Guardia Civil de Alicante realizó un seguimiento a través del archivo aportado por este ciudadano, rastreando en diversas bases de datos las direcciones IP de personas que han podido compartir y descargar este archivo, y otros de similar origen.

Una vez obtenidas las direcciones de conexión a través de las bases de datos, la Guardia Civil inició una investigación personalizada, centrada en los presuntos titulares de las líneas donde se realizan las descargas, con el objetivo de identificar a los supuestos autores de las descargas de los archivos "ante la gran repercusión que este tipo de delitos tiene en el entorno de los sospechosos", según el comunicado.

El 10 de diciembre de 2015, los agentes procedieron a la detención de una persona en San Martín del Rey Aurelio (Asturias), a quien se intervino su ordenador portátil.

DETENCIONES EN MADRID, ASTURIAS Y LEÓN

Más tarde, el 4 de febrero de 2016, fue detenida otra persona en Toreno (León), interviniéndose otro ordenador portátil que contenía pornografía infantil.

Finalmente, en este mes de marzo, se ha detenido a otras dos personas en Madrid, siendo intervenidos un ordenador portátil, dos discos duros externos y dos discos duros internos, que también contenían pornografía infantil.

La Guardia Civil no ha dado por cerrada la investigación, a la espera del estudio y análisis detallado de todo el material informático intervenido que pudiera aportar más indicios acerca del número de archivos, así como de la tenencia y distribución de los mismos, en posesión de los detenidos.

DENUNCIAR ARCHIVOS PORNOGRÁFICOS

Desde la Benemérita han aconsejado que, en caso de recibir o descargar cualquier archivo con contenido explícito de pornografía infantil, hay que dirigirse a las dependencias más cercanas de Guardia Civil o Policía Nacional, o a través de los canales telemáticos establecidos, para denunciar lo sucedido.

"Una rápida actuación puede ayudar a detener a los responsables de la distribución de esas imágenes, y contribuir a velar por la intimidad y la seguridad de los menores que en ellas aparecen", han indicado.