Detenidas 57 personas por robar más de quince toneladas de cobre

El robo de cableado de cobre era cometido en parques eólicos y fotovoltaicos, infraestructuras ferroviarias, redes de  telefonía y  tendidos eléctricos de vías públicas de 19 provincias, entre ellas, Ávila.

La Guardia Civil, en el marco  de la operación “NAIDAR”, desarrollada en Albacete, ha procedido a la detención de 57 personas pertenecientes a una organización criminal dedicada a la sustracción de cableado de cobre en instalaciones estratégicas, como parques eólicos y fotovoltaicos, infraestructuras ferroviarias, redes de  telefonía y  tendidos eléctricos de vías públicas. 

 

Asimismo, se han intervenido en uno de los centros gestores donde la organización daba salida al cobre sustraído 15 toneladas de cableado de cobre procedente de dichas instalaciones y se han practicado 45 registros domiciliarios donde se ha intervenido diversos dispositivos electrónicos, dos escopetas del calibre 12 que habían sido sustraídas, numerosos teléfonos móviles y abundante documentación relacionada con la investigación.

 

A los detenidos, se les atribuye la supuesta autoría de 205 hechos delictivos, entre ellos: robos con fuerza, desordenes públicos, tenencia ilícita de armas, robo y uso de vehículo a motor, atentado a gente de la autoridad, receptación y pertenencia a organización criminal. 

 

 Los 205 hechos delictivos esclarecidos, afectaron a instalaciones estratégicas de las provincias de Albacete, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Ciudad Real, Madrid, Murcia, Alicante, Cáceres, Badajoz, Ávila, Burgos, Soria, Salamanca, Segovia, Zamora, Granada, Jaén y Córdoba.

 

La operación se inició a raíz de varios robos cometidos con fuerza de cableado de cobre en instalaciones estratégicas durante los años 2014 y 2015 en la provincia de Albacete, por lo que los agentes establecieron un dispositivo de seguimiento y control sobre un grupo de personas asentadas en un poblado de Madrid conocido como “El Gallinero” que podrían estar dedicándose a cometer este tipo de robos.

 

Por tal motivo, se procedió a la detención de los integrantes de la organización (53 de ellos de nacionalidad rumana y 4 española) con edades comprendidas entre los 16 y 55 años de edad. Cabe destacar que la mayoría los detenidos contaban con antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio.

 

Con esta investigación, la Guardia Civil ha puesto de manifiesto que en los últimos cinco meses esta organización había efectuado ventas en los centros gestores de metales investigados, de más de 93.000 kilos de cobre por un importe de 350.834 euros.