Detenida una persona por grabar más de 160 vídeos de contenido pedófilo a través de la webcam

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre que presuntamente grabó más de 160 vídeos de contenido pedófilo a través de la webcam, contactando en los últimos meses, en una red social, con más de 900 niños, de los que muchos fueron grabados sin saberlo.

Según ha informado la Policía en un comunicado, otras de sus víctimas eran menores, ingresados en centros de acogida o de familias desestructuradas, a los que ofrecía drogas y alcohol para ganarse su confianza y tener contactos sexuales con ellos.

 

Tras analizar el material informático intervenido en el registro del domicilio del arrestado, los investigadores encontraron una ruta oculta en la que había una carpeta con más de 1.400 videos de contenido pornográfico, de los que cerca de 500 eran protagonizados por menores.

 

La investigación se inició cuando la directora de un centro de menores puso en conocimiento de los policías que dos de los chicos internados podrían estar siendo utilizados por un adulto para dedicarse al menudeo de droga. Así, comunicó a los agentes que varios adolescentes se ausentaban en ocasiones del centro y al regresar presentaban un aspecto físico deteriorado con síntomas de haber consumido alcohol y sustancias estupefacientes.

 

Los agentes iniciaron entonces una serie de averiguaciones que les condujeron hasta un varón de 22 años y nacionalidad colombiana. Igualmente comprobaron que esta persona había publicado en Internet un vídeo de contenido sexual en el que se le veía junto a un menor de edad.

 

Tras este primer indicio, los policías se entrevistaron con los responsables de centros de menores y trabajadores sociales, así como con otros menores, y concluyeron que el investigado proveía de sustancia estupefaciente y alcohol a los niños para lograr su confianza y abusar sexualmente de ellos. Averiguaron incluso que uno de los menores con los que contactó había sido atendido en un hospital de la zona tras haber sido presuntamente víctima de un abuso sexual.

 

Durante el análisis posterior de los archivos, los investigadores han logrado diferenciar a 38 niños diferentes que aparecen en las grabaciones, a los que se está tratando de identificar. Además, la investigación ha revelado que esta persona había contactado con más de 900 menores durante los últimos meses a través de una plataforma social, generando a su vez más de 900.000 líneas de texto.