Detenida una mujer por robar y despedirse de los menores con dos besos para disimular

(Foto: Europa Press)

Además se le imputan delitos de detención ilegal al retener a sus víctimas varios minutos e incluso en alguna ocasión durante casi una hora.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una mujer que robaba a menores de edad en parques del distrito madrileño de Puente de Vallecas, cuando conseguía su objetivo y para disimular, se despedía de sus víctimas con dos besos, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado.

  

Además se le imputan delitos de detención ilegal al retener a sus víctimas varios minutos e incluso en alguna ocasión durante casi una hora.

  

En los atracos se apoderaba bajo amenaza de arma blanca de teléfonos móviles, joyas y dinero en efectivo, todos los objetos que en ese momento portaban las víctimas.

  

La investigación comenzó a raíz de las denuncias interpuestas por varias menores que habían sido abordadas por esta mujer en la vía pública, algún parque público o incluso en las zonas comunes ajardinadas de alguna comunidad de vecinos.

  

Siempre actuaba de la misma manera, tras entablar conversación con las víctimas, las amenazaba con un arma blanca y las llevaba hasta algún callejón o parque donde no hubiese posibles testigos.

  

De una manera muy discreta les pedía a sus víctimas que le entregasen sus teléfonos móviles, joyas o las monedas que pudieran portar encima.

  

Después continuaba con ellas hasta las proximidades de las estaciones de cercanías del ferrocarril ubicadas en el distrito de Puente de Vallecas.

  

Una vez allí les decía que le dieran dos besos para que pareciera que se estaban despidiendo de ella como si se tratase de unas amigas.

  

En alguno de los casos el tiempo transcurrido desde que tenía el primer contacto con las víctimas hasta que las dejaba marchar ha llegado a ser de casi una hora.

  

Las investigaciones llevadas a cabo por los agentes llevaron a descubrir la identidad de la presunta autora de estos robos que poco después fue localizada y detenida en el mismo distrito en el que actuaba.

  

La operación ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo Operativo de Investigación Zonal (GOIZ-1), pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.