Después del frenazo, el Barça va como una moto

Leo Messi

El Barça liquida al Leganes en media hora con un Messi que dicta sentencia con un gol y dos asistencias en media hora. 

 

FICHA TÉCNICA

CD LEGANÉS: Serantes; Rico, Medjani (Rubén Pérez, min.46), Insua, Bustinza, Víctor Díaz; Sastre, Unai López (Omar Ramos, min.61), Machís (Szymanowski, min.61), Gabriel; y Koné.

FC BARCELONA: Ter Stegen; Jordi Alba, Piqué, Umtiti, Mascherano; Rakitic (Arda Turan, min.55), Rafinha, Iniesta (Denis Suárez, min.64); Neymar, Messi y Luis Suárez (Alcácer, min.54).

GOLES:

0 - 1, min.15, Messi.

0 - 2, min.31, Luis Suárez.

0 - 3, min.44, Neymar.

0 - 4, min.54, Messi, de penalti.

0 - 5, min.63, Rafinha.

1 - 5, min.80, Gabriel.

ÁRBITRO: De Burgos Bengoetxea (C. Vasco). Amonestó con tarjeta amarilla a Medjani (min.27), Víctor Díaz (min.39), Bustinza (min.53), Omar Ramos (min.87) en el Leganés; y a Rakitic (min.24) en el Barcelona.

ESTADIO: Municipal de Butarque. Lleno. 10.958 espectadores.

INCIDENCIAS: La taekwondista española Eva Calvo, subcampeona olímpica en Río de Janeiro, realizó el saque de honor del partido.

El FC Barcelona salió victorioso este sábado (1-5) en su primera visita al Municipal de Butarque gracias al buen hacer de su tridente, capitalizado por un Leo Messi que volvió a ser fundamental y que mitigó cualquier duda en Can Barça tras el tropiezo de hace siete días en su estadio.

Los de Luis Enrique, avisados por el revolcón del Alavés, superaron en todo al Lega. En todo menos en una cosa: la ilusión que envolvió el partido para los pepineros, una fiesta para un equipo que hasta hace cuatro temporadas jugaba en Segunda B. Sin embargo, ni eso pudo cambiar la historia de un encuentro que el Barça escribió a su imagen y semejanza.

Muy poco tardó el cuadro culé en apagar las escasas opciones del Lega. En apenas cuarto de hora, con más acierto que fútbol, el conjunto de Luis Enrique dejó su impronta con el talento que define a la MSN. Pese a la buena presión de los locales, que innovaron alineación, al Barça no le hicieron falta fuegos artificiales para cambiar los dígitos del marcador.

Primero fue Messi, luego Suárez y después Neymar. El trío letal de los barcelonistas invirtió el proceso, pero la ecuación dio el mismo resultado. Como en el patio del colegio, el uruguayo asistió al '10' en el primero, Messi se la devolvió 15 minutos después y para completar la felicidad blaugrana, Suárez le regaló el tercero a Neymar.

La seriedad defensiva de los pepineros, incrustada en el ADN garitanista, se disipó más pronto de lo esperado. El Lega -desde la llegada del técnico vasco-- sólo había perdido una vez por más de tres goles de diferencia y hoy, en media hora, la estadística ya estaba en la basura. Poco se podía hacer para frenar a un Barça que ya tenía el triunfo en sus manos sin haber metido la sexta marcha.

El costado derecho fue un caramelo para el Barça, que encontró un pasillo para comprometer a los pepineros, cuyo mejor argumento fue Darwin Machís, que tuvo la ocasión más clara a diez minutos para el descanso, cuando el venezolano se topó con Umtiti en el área pequeña y tenía todo a su favor, aunque sólo fuese para hacer cosquillas a su rival.

Lo intentó Gabriel, como siempre vertiginoso en tres cuartos de campo y también un voluntarioso Koné, que comenzó la segunda parte avisando con un lanzamiento potente. Pero, lejos del deseo blanquiazul, fue nuevamente el Barça quién hincó el diente al marcador. Messi firmó el cuarto de penalti, tras un derribo de Bustinza y Neymar -viejos amigos desde la final de Copa 2014-- y Rafinha marcó el quinto y definitivo con un soberbio disparo desde fuera del área. Un gol que, sin embargo, no calló Butarque.

Gabriel, a diez minutos para el final, marcó el primer tanto del Lega en esta Liga con una preciosa falta y permitió guardar una fotografía para el recuerdo. No la del marcador, pero sí la de una ciudad y la de un equipo que se han ganado a pulso partido como éste. Para el Barça, que ya piensa en el Atlético, fue un día más en la oficina.