Después de tener hijos... El padre o la madre, ¿quién duerme menos?

Dormir, familia (EUROPA PRESS)

Una nueva investigación respalda lo que muchas mujeres ya saben: están privadas de sueño. A diferencia de los hombres, el sueño de una buena noche para las mujeres se ve afectado por tener hijos en la casa, según concluye un estudio preliminar cuyos resultados se presentarán en la 69 Reunión Anual de la Academia Americana de Neurología.

"Creo que estos resultados pueden reforzar a las mujeres que dicen que se sienten agotadas", afirma la autora del estudio, Kelly Sullivan, de 'Georgia Southern University', en Statesboro, Georgia, Estados Unidos, y miembro de la Academia Americana de Neurología. "Nuestro estudio encontró no sólo que no están durmiendo lo suficiente, sino que también dicen sentirse cansadas durante todo el día", añade.

 

Para el análisis, los investigadores examinaron datos de una encuesta telefónica nacional de 5.805 personas. Preguntaron a los participantes cuánto tiempo dormían, con de siete a nueve horas por día considerado óptimo y menos de seis horas considerado insuficiente. También se les cuestionó sobre cuántos días se sintieron cansados en el último mes.

 

Los investigadores examinaron la edad, la raza, la educación, el estado civil, el número de hijos en el hogar, los ingresos económicos, el índice de masa corporal, el ejercicio, el empleo y los ronquidos como posibles factores relacionados con la privación del sueño.

 

LAS MUJERES CON HIJOS SE SIENTEN CANSADAS 14 DÍAS AL MES

 

Entre las 2.908 mujeres de 45 años y menores en el estudio, los investigadores detectaron que el único factor asociado con no dormir lo suficiente era tener niños en la casa, con cada niño aumentando las probabilidades de sueño insuficiente en casi el 50 por ciento.

 

En el caso de mujeres menores de 45 años, el 48 por ciento de las mujeres con niños informó haber tenido al menos siete horas de sueño, en comparación con el 62 por ciento de las mujeres sin hijos. Ningún otro factor --incluyendo el ejercicio, el estado civil y la educación-- estaba relacionado con el tiempo que dormían las mujeres más jóvenes.

 

El trabajo encontró que no sólo vivir con niños se asociaba con el tiempo que dormían las mujeres más jóvenes, sino también con qué frecuencia se sentían cansadas. Las mujeres más jóvenes con niños dijeron sentirse cansadas 14 días al mes, en promedio, en comparación con 11 días para las mujeres más jóvenes sin hijos en el hogar. Tener hijos en la casa no estaba relacionado con cuánto tiempo durmieron los hombres.

 

"Dormir lo suficiente es un componente clave de la salud en general y puede afectar al corazón, a la mente y al peso --afirma Sullivan--. Es importante saber qué impide que las personas obtengan el descanso que necesitan para poder ayudarles a mejorar su salud".