Desmantelan un grupo familiar acusado de concertar matrimonios blancos de marroquíes y españoles en El Ejido

Se les imputan la organización de cinco enlaces inscritos en el Registro Civil y una inscripción de pareja de hecho


ALMERÍA, 27 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional ha desmantelado en El Ejido (Almería) un grupo organizado al que se acusa de concertar matrimonios de ciudadanos marroquíes para regularizar su situación administrativa en el país a cambio de cuantías que rondaban los 3.000 euros por el enlace. Además, solían pagar otros 3.000 euros una vez obtenían el permiso de residencia.

La operación se ha saldado con la detención de dos personas de nacionalidad española y la imputación de cinco marroquíes, dos españolas y una holandesa. Los ciudadanos españoles, miembros de una misma familia, están acusados de organizar el matrimonio de cuatro de sus miembros con ciudadanos marroquíes y un quinto matrimonio entre un marroquí y una holandesa.

Según ha informado la Comisaría Provincial, los detenidos presuntamente ponían en contacto a ciudadanos extranjeros de nacionalidad marroquí que deseaban regularizar su situación administrativa en España con españoles o ciudadanos de pleno derecho de la Unión Europea para celebrar matrimonios mediante compensación económica.

La celebración de estas uniones de conveniencia, también conocidos como 'matrimonios blancos', permitía a los extranjeros que se encontraban en nuestro país, bien por encontrarse disfrutando de un permiso legal de estancia temporal o por haber entrado ilegalmente en territorio nacional, hacerse con la tarjeta de residencia de familiar ciudadano de la unión, regularizando así su situación en España a todos los efectos.

Una vez contraídas las nupcias, no tenían que convivir posteriormente y tras un periodo de algo más de un año desde el enlace, ambos contrayentes ponían fin al matrimonio mediante un divorcio, quedando el extranjero por su parte en situación legal, tanto administrativa como judicialmente.

DECLARACIÓN JURADA FALSA

Los agentes de la Ucrif se percataron de la existencia del grupo al detectar que varias de solicitudes para obtener la autorización de residencia de familiar de residente comunitario presentaban una serie de signos semejantes como el hecho de que se habían realizado en los Registros Civiles de El Ejido, Balerma y Berja. Además, se localizó una declaración jurada falsa de una ciudadana holandesa que aseguró ser soltera cuando en realidad estaba casada.

Tras estos primeros indicios, se inició una investigación por parte de los efectivos policiales en la que se pudo comprobar la existencia de un grupo de personas de nacionalidad española, familiares entre sí, dedicadas a concertar matrimonios fraudulentos entre ciudadanos extranjeros de Marruecos presentando para ello documentos falsos.

Los principales responsables de la organización, ejercían la dirección y la captación de posibles contrayentes facilitando toda la infraestructura necesaria para la celebración de las bodas, gestionar y asesorar a clientes interesados en regularizar su situación en España.

Las investigaciones han sido realizadas por agentes de de la UCRIF de la Brigada Local de Extranjería y Fronteras de El Ejido, con la estrecha colaboración del Registro Civil de El Ejido y la Oficina de Extranjería de Almería.