Desmantelado en Ávila un grupo organizado que captaba a mujeres para su prostitución mediante el método “Lover Boy”

Ocho mujeres, todas ellas de nacionalidad rumana, que eran vejadas en clubs de alterne de Ávila y Madrid, han sido liberadas, además, se ha logrado evitar que una menor fuera explotada también por la red gracias a la colaboración con organismos internacionales.

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado un grupo organizado que explotaba sexualmente a mujeres de nacionalidad rumana que eran captadas en su país de origen mediante el denominado método “Lover Boy”. Tras casi un año de investigación, los agentes han logrado detener en Ávila a los seis miembros de esta red acusados de trata de seres humanos, prostitución coactiva, agresiones sexuales, violencia de género y amenazas. Además, se ha logrado liberar a ocho mujeres que eran explotadas en clubs de Ávila y Madrid mediante vejaciones, amenazas e incluso agresiones sexuales. La rápida actuación policial permitió también detectar a una menor que había sido trasladada por la organización para ser prostituida y, gracias a la colaboración internacional, pudo ser rescatada y trasladada de nuevo a Rumania junto a sus progenitores que desconocían las intenciones de los ahora detenidos.

 


Engañadas y explotadas por un falso novio

Las víctimas procedían de clases sociales desfavorecidas, con escaso nivel cultural y con abundantes cargas familiares. En el denominado método “Lover Boy” un joven carismático y apuesto actúa como si estuviera interesado en mantener una relación sentimental con la víctima, se gana su confianza y la de su familia, convirtiéndose incluso en su novio. Poco después, el falso novio le propone viajar al extranjero, por vacaciones o para establecerse en otro país. Si la víctima acepta, y una vez en el país donde van a ser explotadas, el joven le informa que se ha quedado sin dinero y que la única salida es que ella se prostituya, asegurándola que es por el bien de la pareja y que la seguirá queriendo como siempre.

 

Las mujeres eran alojadas en el piso de los ahora detenidos, aisladas, sin permitir el contacto con sus familias y con una total dependencia de sus explotadores al desconocer el idioma español. Los miembros de la organización las trasladaban a los clubs donde debían ejercer la prostitución y se apoderaban de todos los ingresos obtenidos por las mujeres. Además, las mujeres eran agredidas física y sexualmente los días en los que no llegaban a obtener los beneficios que la red les establecía como mínimo.

 

La organización contaba con colaboradores que trasladaban a las mujeres en varios vehículos de la organización o ejercían como controladores para evitar que las mujeres huyeran o no cumplieran los horarios. Además de los seis detenidos, otras dos personas han sido imputadas por estos mismos delitos.

 

La investigación ha sido posible gracias a la colaboración de algunas de las víctimas de esta red que lograron huir y se acogieron al sistema de protección establecido para facilitar la lucha contra uno de los negocios criminales más lucrativos, junto al tráfico de drogas y armas, que genera cinco millones de euros al día en nuestro país. Las ocho mujeres liberadas fueron localizadas en Ávila y una de ellas en Segovia.

 

#contralatrata

La Policía Nacional presentó hace casi un año el “Plan Policial contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual”, con la puesta en marcha de una campaña en la que se difundieron dos vídeos en los que se ofrecen distintos canales para posibilitar tanto la colaboración ciudadana como la denuncia de las víctimas. Estas vías ofertadas son el teléfono gratuito -900.10.50.90- atendido las 24 horas por policías especializados de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos y el correo electrónico trata@policia.es que preservan la confidencialidad de sus usuarios. Además, este Plan creó también un espacio propio dentro del portal oficial de la Policía Nacional: www.policia.es/trata que sirve de canal adicional de información sobre este delito; además de la puesta en marcha del hastag #contralatrata en la campaña de concienciación que tiene lugar en redes sociales.

 

La operación ha sido desarrollada por la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Ávila, en colaboración con la Brigada de Extranjería y Fronteras de Segovia, la UCRIF Central y la Agregaduría de Interior de Rumania en España.