Descubren una nueva especie de esponja de cristal en el Mediterráneo

Una nueva especie de esponja ha sido descubierta en el Mediterráneo por un grupo internacional de científicos, entre los que se incluyen miembros de Oceana. 

Sympagella delauzei es el nombre que se ha dado a esta nueva especie de esponja de cristal (Hexactinélida), que mide entre 8 y 14 centímetros y se encuentra en profundidades entre 350 y 500 metros.

 

El hallazgo, publicado en la revista 'Journal of the Marine Biological Association of the United Kingdom', también detalla el reciente hallazgo de algunos ejemplares de esta especie nueva en zonas atlánticas cercanas, como las montañas de Gorringe en Portugal, aunque es posible que su distribución incluya otras áreas, como el norte de África y la Macaronesia.

 

"Estos descubrimientos, junto a la revisión de especies de esponjas de cristal del Mediterráneo, indican que hay que tener en cuenta a este mar a la hora de proteger las agregaciones de esponjas", ha declarado el director de Investigación de Oceana y autor del trabajo, Ricardo Aguilar. "Estudios previos han demostrado que las esponjas de cristal son una fuente muy importante de silicio, uno de los nutrientes básicos para los océanos", ha añadido.

 

Siempre se ha creído que el Mediterráneo no era un mar propicio para la presencia de esponjas cristal, ya que estas prefieren aguas frías, lo que las hace habituales en aguas polares o en grandes profundidades marinas. En el Mediterráneo, aún en las zonas más profundas, las temperaturas del agua apenas bajan de los 13 grados centígrados. No obstante, como demuestra este descubrimiento, este mar aún guarda muchos secretos y sorpresas.

 

Pero además de anunciar este descubrimiento, el trabajo revisa la distribución en el Mediterráneo de cerca de una decena de especies más, incluyendo algunas que llegan a superar el metro de altura.

 

La presencia de la nueva especie de esponja cristal da aún más valor a aquellos lugares donde ha sido encontrada, como el cañón Valinco de Córcega o los bancos de Avempace, Avenzoar, Catifas, Cabliers, Tofiño y Chella en Alborán. Esta última elevación marina, también conocida como 'Seco de los Olivos' ha sido motivo de estudio por parte de Oceana durante 7 años y ha sido recientemente declarada Lugar de Interés Comunitario por el Gobierno español a través del proyecto INDEMARES.