Descubren un dinosaurio carnívoro con enormes garras en Australia

Científicos han identificado restos fosilizados de un dinosaurio megaraptorido previamente desconocido llamado 'Garra relámpago', por el hallazgo de una extremidad con forma de gancho de 25 centímetros.

En su artículo publicado en la revista Gondwana Research, el equipo, --dirigido por Phil R. Bella, de la Universidad New England, en Australia-- describe los restos de este dinosaurio y el período de tiempo durante el cual vivió.

 

Los fósiles, que son en su mayoría azules debido a que se formaron a partir de ópalo no translúcido (también hay ópalo precioso, que es de colores brillantes), fueron descubiertos originalmente en la década de 1990 por los trabajadores en una mina de ópalo.

 

Finalmente fueron donados al Australian Opal Centre, un museo que exhibe material fósil opalizado encontrado en el sitio. En este nuevo esfuerzo, los fósiles fueron finalmente puestos bajo estudio para determinar su origen.

 

El equipo informa de que su investigación ha revelado que el dinosaurio era aproximadamente de siete metros de longitud en vida, y que vivió hace unos 110 millones de años, durante el período de mediados del Cretácico, cuando Australia era todavía parte del supercontinente Gondwana.

 

Los fósiles consisten en una parte inferior de la pierna y la cadera, una costilla, el metatarso y el antebrazo y una garra de 25 centímetros. La garra habría sido útil, señalan los investigadores, ya que al dinosaurio le faltaba una cabeza grande y grandes dientes, por lo que la garra podría haber sido utilizada para asegurar la presa, como un gancho de ataque, mientras que poco a poco desgajaba con los dientes afilados.

 

Los fósiles fueron encontrados cerca de la ciudad de Lightning Ridge, en Queensland, en la parte sureste del país, y representan el mayor dinosaurio carnívoro conocido que haya vivido en Australia.

 

El hallazgo de fósiles también sugiere que los dinosaurios megaraptoridos pueden tener su origen en Australia, moviéndose a través de Gondwana y eventualmente a otros continentes, a pesar de que los investigadores creen que los parientes posteriores del fósil encontraron la muerte mucho antes de la extinción masiva que tuvo el resto de los dinosaurios. Otras teorías han sugerido que los dinosaurios llegarón a Australia desde otros lugares. Debido al abrupto paisaje, pocos fósiles de dinosaurio se han encontrado en ese país: hasta el momento sólo 12 especies bien definidas han sido identificadas.    

 

El equipo está esperando para dar al dinosaurio un nombre oficial mediante la búsqueda de más fósiles similares hasta que pueda demostrarse que es único.