Descubren que las momias de animales egipcias en realidad están vacías

Foto BBC

Un equipo de científicos de Manchester ha descubierto que lo que se creía hasta ahora una antigua costumbre en Egipto de momificar también a los animales no era tal. 

Así, después de escanear más de 800 momias se ha detectado que en su mayoría están vacías o rellenas de barro.

 

Según explican los expertos, las formas de estas momias van desde gatos hasta cocodrilos. Sin embargo, en su interior no hay restos de ningún animal, sino que las formas se obtuvieron en mantas acolchadas con barro, cañas, palos y cáscaras de huevo. De todas las momias revisadas por los científicos, sólo un tercio contenía restos completos de los animales.

 

"Desde hace tiempo se creía que estas momias vacías eran falsificaciones, pero se puede ver que es mucho más que eso", ha explicado a 'BBC' Lidija McKnight, egiptóloga de la Universidad de Manchester. "Lo más probable es que lo que importara a los egipcios entonces es que el exterior de la momia pareciera reconocible a los dioses a los que se les estaba ofreciendo", ha apuntado.

 

Y es que, a diferencia de las momias humanas, que fueron creadas para preservar el cuerpo en otra vida, las momias de animales no eran más que una ofrenda religiosa. Se cree que los sacerdotes locales vendían estas piezas para los entierros, lo que sería una fuente importante de ingresos.