Descubren en el Himalaya un pez que camina y un mono que estornuda

Un pez con cabeza de serpiente que puede sobrevivir hasta cuatro días fuera del agua

Un mono que estornuda, un pez que caminar y una serpiente con forma de joya figuran en un tesoro biológico de más de 200 nuevas especies descubiertas recientemente en el Himalaya oriental.

El estudio de WWF (World Wildlife Foundation) 'Himalayas ocultos: Maravillas de Asia', presentado con motivo del Día Mundial del Hábitat, describe decenas de nuevas especies encontradas por científicos de diversas organizaciones, entre ellas 133 plantas, 39 invertebrados, 26 peces, 10 anfibios, un reptil, un pájaro y un mamífero.

 

El volumen y la diversidad de los descubrimientos, 211 en total, entre 2009 y 2014, ponen de relieve a la región como uno de los lugares con mayor diversidad biológica de la Tierra; los descubrimientos enumerados equivalen a un promedio de 34 nuevas especies descubiertas cada año durante los últimos seis años.

 

"Estoy muy emocionado de que la región - el hogar de un asombroso número de especies, incluyendo algunas de la fauna más carismática - sigue sorprendiendo al mundo con la naturaleza y el ritmo de los descubrimientos de especies", dijo Ravi Singh, director general de WWF-India y Presidente de la Iniciativa Himalayas Living WWF.

 

Algunos de los descubrimientos más notables incluyen un pez azul con cabeza de serpiente que camina, que puede respirar aire atmosférico y sobrevivir en la tierra hasta cuatro días, aunque se mueve de una manera mucho más torpe que una serpiente deslizándose. El informe detalla además a un mono cuya nariz respingona le lleva a estornudar cada vez que llueve, y una joya viviente --la víbora lanza con cabeza enjoyada-- que podría pasar como una pieza de joyería cuidadosamente elaborada.

 

El informe también pone de relieve las graves amenazas que enfrentan los ecosistemas a través de una región que abarca Bhután, el noreste de la India, Nepal, al norte de Myanmar y el sur del Tíbet. El informe encontró que, como consecuencia del desarrollo, sólo el 25% de los hábitats originales de la región permanecen intactos y cientos de especies que viven en el Himalaya oriental se considera amenazada a nivel mundial.

 

La región se enfrenta actualmente a una amplia gama de amenazas y presiones, con el cambio climático, con mucho, el más grave. El crecimiento demográfico, la deforestación, el pastoreo excesivo, la caza furtiva, el comercio de vida silvestre, la minería, la contaminación y el desarrollo de la energía hidroeléctrica han contribuido a las presiones sobre los frágiles ecosistemas de la región, según el informe.