Descubren a un inmigrante oculto en el hueco del paragolpes trasero de un vehículo en la frontera de Melilla

La Guardia Civil ha interceptado un vehículo en la frontera de Melilla utilizado "por las mafias para el tráfico de seres humanos" que llevaba un inmigrante oculto "en la oquedad del paragolpes trasero del mismo, que es de plástico".
MELILLA, 21 (EUROPA PRESS)



Según ha informado a Europa Press un portavoz de la Comandancia, el servicio se ha llevado a cabo en la frontera de Beni-Enzar al fiscalizar la Guardia Civil los vehículos que procedentes de Marruecos entraban a la ciudad.

El hallazgo se produjo cuando se registró un turismo marca Honda, modelo 'Accord', de color granate y matrícula marroquí, ocupado aparentemente sólo por su conductor y un acompañante, y fue sometido al "detector de latidos de corazón", dando indicios positivos de alguna persona oculta en el interior del mismo.

Ante esos indicios, tuvieron que realizar un exhaustivo registro, ya que no se apreciaba ninguna modificación ni externa ni interna, "localizando finalmente el doble fondo construido por las mafias que sin escrúpulos trafican con seres humanos, muy bien construido, y que literalmente se encontraba en la oquedad del paragolpes trasero del mismo, que es de plástico", aprovechando la curvatura de ese modelo de vehículo, "para introducir allí a una persona, que fue auxiliada a salir de tan infrahumano habitáculo".

En este caso concreto, ante un posible accidente o alcance posterior al vehículo, "el cuerpo de esa persona allí aprisionada constituía el paragolpes", ya que tan sólo lo protegía el endeble plástico de su estructura.

Para extraerlo, ha explicado el portavoz policial, hubo que quitar los tornillos de fijación, y comprobaron que la persona iba sujeta con cintas para soportar el peso de su cuerpo.

Se trata de un joven, indocumentado, de procedencia subsahariana, que dice proceder de Guinea, que recibió primeros auxilios por los agentes actuantes, que lograron estabilizarlo, sin que fuese necesario el requerimiento de los servicios médicos y se encuentra en buen estado en el momento de emitir esta nota de prensa.

Los ocupantes del vehículo, conductor y acompañante, son dos jóvenes de nacionalidad marroquí, de 24 y 20 años de edad, que atienden a las iniciales M.J y A.B., con domicilio ambos en la vecina provincia de Nador (Maruecos), que han pasado a disposición judicial como supuestos autores de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, decretando la autoridad judicial el ingreso en prisión de ambos.