Descubierto un cultivo de marihuana tras un incendio en una vivienda

Cultivo de marihuana en provincia de Burgos

La Guardia Civil ha detenido en la comarca burgalesa de Las Merindades a un varón de 41 años con iniciales I.A.S.L. que poseía una plantación 'indoor' de marihuana descubierta después de que un fallo eléctrico provocara un incendio en la misma.

Un incendio en una vivienda ha revelado una plantación de marihuana de interior. Según fuentes de la Guardia Civil, una vez sofocado el incendio se revisó la estructura de la zona afectada por si hubiera sufridos daños que hicieran inhabitable la casa y para descartar cualquier otro riesgo.

 

Una primera inspección ocular destapó la existencia de una instalación eléctrica, casera y a la vista, que se prolongaba por las vigas de la planta superior de la vivienda y se introducía en una habitación, lo que levantó las sospechas de los agentes como posible causa del incendio.

 

Al acceder a su interior se comprueba la existencia de un gran número de plantas vivas de marihuana, con una altura comprendida entre los cinco y 50 centímetros, debidamente cultivas para su crecimiento. En una estancia contigua se encontraban varias plantas de la misma droga en proceso de secado.

 

Adicionalmente fueron localizados 791 gramos de marihuana ya dispuestos para su posible distribución y consumo, así como utensilios y material para el debido cuidado, acondicionamiento y crecimiento de las plantas.

 

El propietario de la vivienda, que se encontraba presente en el lugar, fue detenido como presunto autor de un delito de tráfico de drogas. Un registro domiciliario posterior bajo mandamiento judicial ha permitido la aprehensión e intervención de 167 plantas vivas de marihuana plantadas, de entre cinco y 50 centímetros de altura, 68 plantas de marihuana en proceso de secado, 791 gramos de marihuana para su venta y consumo, dos básculas de precisión para pesaje y numeroso material para el acondicionamiento y crecimiento de las plantas como un calefactor, una lámpara alógena de gran potencia, un termómetro, dos pulverizadores, seis picadoras manuales y una eléctrica, abono fertilizante y varios sacos de sustrato.

 

Se sospecha que el destino final de la droga pudiera ser su venta al menudeo en zonas de ocio de la comarca. Las diligencias instruidas por el Puesto de Medina de Pomar han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción Número Uno de Villarcayo.