Descubierta en Murcia la mayor plantación de marihuana de España

La explotación contaba con 5.000 metros cuadrados y más de 14.000 plantas.

Se trata de una finca de más de 5.000 metros cuadrados en la localidad de Esparragal que albergaba cuatro grandes invernaderos dedicados al cultivo de diversas variedades de plantas de marihuana, un secadero para la obtención de cogollos y diversa maquinaria e instrumental para el tratamiento de la droga.
 

Se han decomisado más de 14.000 plantas de marihuana, cuyo peso neto ronda las tres toneladas, lo que la convierte en la mayor incautación de marihuana en España hasta ahora, según informaron fuentes de la Guardia Civil en un comunicado.
 

La finca no había levantado sospechas al tratarse de una amplia zona rural dotada de avanzados sistemas de cultivo, que simulaba ser una de las habituales explotaciones agrícolas hortofrutícolas de la zona. La enorme plantación clandestina estaba perfectamente camuflada y oculta en invernaderos y casetas agrícolas.
 

EXPERTOS EN CULTIVO INTENSIVO
 

Los cinco responsables de la finca, ahora detenidos, eran auténticos expertos en el cultivo intensivo y la manipulación genética del cannabis. Contaban con diversa maquinaria e instrumental que convertía la finca en un laboratorio clandestino con una enorme capacidad de producción. Habían obtenido modificaciones genéticas para hacer más potente su efecto estupefaciente y mejorar sus condiciones de cultivo en cuanto al tiempo de floración y costes de producción.
 

Los detenidos, dos españoles y tres marroquíes, tenían perfectamente repartidos los roles dentro de la organización: un encargado de la finca, responsables de la vigilancia, cuidadores, los llamados 'jardineros'. Sólo uno de ellos contaba con antecedentes policiales.
 

Un robo en la explotación a mediados de agosto puso a los agentes sobre la pista de la plantación, por lo que también fueron detenidos de forma paralela los cuatro autores de dicho robo, todos ellos delincuentes habituales de la zona.
 

En el lugar fueron contabilizadas alrededor de catorce mil plantas de marihuana, cuyo peso neto ronda las tres toneladas. Además, se han intervenido varios vehículos, productos para el abono de primera calidad y elevado coste, sistemas eléctricos, generadores de electricidad, sistemas de alarma, estaciones meteorológicas y otros elementos que dotaban al laboratorio de unas condiciones de humedad y temperatura óptimas para el cultivo intensivo en interior de esta droga, con un elevado poder de producción.
 

LA MAYORÍA DE DETENIDOS, ESPAÑOLES
 

Los detenidos por un delito contra la salud pública los identificados como M.A.R.M., cabecilla del grupo, español, de 43 años y vecino de Águilas; J.G.P., español, de 43 años y vecino de Lorca; E.M.B., marroquí, de 36 años y residente en Mazarrón; M.E. marroquí, de 35 años y residente en Cartagena; y B.M., marroquí, de 41 años y vecino de Lorca.
 

Asimismo, han sido detenidos por un delito de robo L.F.M.S., español, de 30 años y vecino de Puerto Lumbreras; P.A.M.A., español, de 29 años y vecino de Puerto Lumbreras; J.C.J., español, de 29 años y vecino de Puerto Lumbreras; y J.M.S.S., español, de 37 años y vecino de Almendricos-Lorca.
 

Los detenidos, efectos incautados y diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Lorca (Murcia), que ha ejercido la dirección judicial de la operación y ha decretado el ingreso en prisión provisional de los cinco encargados de la finca.
 

La llamada operación 'Puerto Rubio' continúa abierta, no descartándose nuevas detenciones de personas relacionadas con los hechos investigados, si bien se considera que tanto el grupo criminal como el laboratorio de producción de marihuana han sido totalmente desarticulados.