Desarticulada una presunta red criminal vinculada a Ángeles del Infierno, que introducía droga en Castilla y León

En total, se ha procedido a la detención de 7 personas (5 en Oviedo, 1 en A Coruña y 1 en Lugo), pertenecientes a una organización criminal vinculada con los Ángeles del Infierno, así como por tráfico de drogas, en el marco de la operación 'Triciclo'.

La Guardia Civil, en el marco de la operación 'Triciclo', considera desarticulada la presunta organización criminal vinculada a la agrupación motera Ángeles del Infierno, con un total de 9 arrestos, seis de los cuales fueron los practicados el pasado día 18 de noviembre en Oviedo y que podrían canalizar el tráfico de drogas en Cantabria, Castilla y León y Madrid.

 

En total, se ha procedido a la detención de 7 personas (5 en Oviedo, 1 en A Coruña y 1 en Lugo), pertenecientes a una organización criminal vinculada con los Ángeles del Infierno, así como por tráfico de drogas. Y a 2 personas más (1 en Oviedo y 1 Getxo) por tráfico de drogas.

 

En la operación se han realizado 9 registros en distintas localidades de Asturias, Cantabria, Galicia y Vizcaya, interviniéndose más de 16 kilogramos de hachís, más de 8 kilogramos de marihuana, 1 arma de fabricación yugoslava, gran cantidad de cartuchos de armas cortas y de armas largas, un táser, armas blancas prohibidas, dos teléfonos móviles, dos vehículos, material para la instalación de una plantación indoor de marihuana con capacidad para 1000 plantas y 34.000 euros.

 

La operación se inició en julio del pasado año, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que un grupo de personas vinculadas al mundo de las motos pertenecientes al capítulo NORTHSIDE de HELLS ANGELS MC SPAIN, cuya sede está ubicada en la localidad asturiana de la Felguera de Noreña - Siero, podrían estar dedicándose a canalizar el tráfico de drogas en Cantábrica, Castilla- León y Madrid.

 

Continuando con las investigaciones, los agentes determinaron que esta organización compuesta por ciudadanos españoles, un venezolano y un rumano, estaba perfectamente estructurada, con unas rígidas normas de comportamiento y desplegaba grandes medidas de seguridad. Unos transportaban la droga entre Vizcaya y Asturias y otros entre Asturias y Galicia, aunque existía una persona que actuaba de nexo entre ambas ramas.

 

Asimismo, a primeros de año los agentes percibieron como uno de sus miembros denominado dentro de la estructura de Hells Angels, "el Sargento de Armas", estaba gestionando y explotando varias plantaciones indoor de marihuana auxiliado por otros miembros de la red y otras personas vinculadas a la organización.

 

La investigación dio sus primeros resultados cuando en julio de 2016 se interceptó un correo, que fue detenido, cuando regresaba de Asturias con 2 kilogramos de hachís en la autovía A8, a su paso por la localidad de Navia (Asturias) dirección a Galicia.

 

Posteriormente, los agentes pudieron comprobar como la organización estaba buscando algunos inmuebles en Asturias para trasladar sus actividades de cultivo de marihuana al Principado, llegando a desmontar y trasladar una plantación indoor que consideraban no segura ya que por esas fechas se habían intervenido otras plantaciones en Cantabria.

 

Paralelamente, los investigadores detectaron otra plantación indoor en una localidad de Morcín (Asturias), gestionada por otro miembro de la banda. Por tal motivo, el pasado 14 de noviembre, cuando esta persona estaba trasladando una partida de droga hacia Madrid, se procedió a su interceptación en la A66 donde se le intervino 6.300 gramos de marihuana.

 

Posteriormente, se procedió a realizar entrada y registro en su vivienda donde se localizaron elementos constitutivos de una plantación indoor completa, su secadero y útiles para envasado al vacío y basculas de precisión.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: