Desarticulada una organización dedicada a la explotación sexual de mujeres brasileñas

Las víctimas eran sometidas a férreas normas de conducta y encerradas en dos clubes de alterne de Salamanca y Ávila

Una investigación conjunta de la Policía Nacional española y la Policía Federal de Brasil ha permitido desarticular una organización dedicada a la explotación sexual de mujeres brasileñas. Embaucaban en Salvador de Bahía (Brasil) a mujeres jóvenes de bajo nivel cultural y precaria situación económica y las trasladaban hasta España para que ejercieran la prostitución. Las víctimas eran sometidas a férreas normas de conducta y encerradas en dos clubes de alterne de Salamanca y Ávila. Hay cinco personas detenidas y tres más imputadas por delitos de trata de seres humanos, relativos a la prostitución y pertenencia a organización criminal.

 

Las pesquisas comenzaron en el mes de noviembre de 2012. El Oficial de Enlace brasileño en Madrid alertó a los investigadores españoles de que la policía federal brasileña había recibido la denuncia de una mujer, que afirmaba que su hija se encontraba retenida contra su voluntad siendo explotada en la prostitución en nuestro país.

 

Un mismo perfil

Así, tras las indagaciones coordinadas de la Policía Nacional española  y la Policía Federal brasileña se acreditó un viaje realizado por el principal cabecilla de la organización criminal desde España a Brasil a finales del año pasado, con el fin de reclutar a mujeres. Allí concertó una cita con posibles víctimas, seleccionadas por varios colaboradores bajo unos definidos criterios: debían ser mujeres jóvenes, con bajo nivel cultural y social, precaria situación económica y acuciante necesidad de ganar dinero debido a familias dependientes de sus ingresos. Durante esa reunión, el líder de la organización les ofreció venir a España con la promesa de que ganarían mucho dinero de una manera muy fácil, cantidad que las sacaría de la difícil situación económica en la que se encontraban en su país.

 

La organización adquirió los billetes en una agencia de viajes de Salvador de Bahía y aleccionó a las mujeres sobre cómo superar los controles fronterizos a los que tendrían que enfrentarse, indicándoles también la manera de comportarse para fingir motivos turísticos y demás requisitos para entrar en territorio español.

 

“Deuda” de 4.000€

De esta manera, cuatro mujeres viajaron a España en diferentes fechas y, tras ser recogidas en el aeropuerto por la organización, fueron llevadas a un local de alterne, donde fueron recibidas por la entonces pareja del cabecilla de la organización. Allí las víctimas conocieron que en lugar de devolver 1.000€ por haberlas introducido en España, se les requerían 4.000€ a cada una. Además, las mujeres tenían que vivir en el interior del club y salir al exterior únicamente mientras el personal de limpieza y cocina desarrollaba su trabajo y siempre bajo el extenuante control ejercido por los responsables de la organización.

 

Fruto de un intercambio fluido de información entre los dos países implicados en la investigación, encauzada a través de las respectivas legaciones diplomáticas, se logró localizar a todos los responsables de la organización. Se estructuró entonces un operativo conjunto de actuación que se desarrollaría de forma coordinada en ambos países, ante la necesidad de proteger a las posibles mujeres que se hallasen retenidas contra su voluntad, y desarticular en ambos países a la organización criminal.

   

Seis mujeres liberadas

El dispositivo ha supuesto el registro coordinado de un domicilio particular en Salamanca, donde vivía el principal investigado, y dos locales de alterne, uno de la provincia de Salamanca y otro en Ávila. Un total de 6 mujeres que se encontraban retenidas en el interior de los locales han sido liberadas y cinco miembros de la organización detenidos (2 en España y 3 más en Brasil).

 

Tanto en los clubes de alterne como en el domicilio registrado, se ha incautado numerosa documentación, recibos de las deudas pagadas por las mujeres traficadas, pequeñas dosis de estupefacientes preparadas  para su distribución, una pistola eléctrica y alrededor de 5000€.

 

La operación ha sido desarrollada por agentes de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras y las Brigadas Provinciales de Extranjería y Documentación de Salamanca y Ávila, con la colaboración de la Consejería de Interior en Brasil y  la Agregaduría de Interior y el Oficial de enlace de la Policía Federal Brasileña en España.