Desarticulada en Burgos una banda especializada en el robo de joyas en viviendas

La Guardia Civil de Burgos detuvo a cuatro personas residentes en Belorado, dos mujeres y dos varones, por su presunta pertenencia a una banda criminal especializada en robos de joyas en viviendas, según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno.



BURGOS, 19 (EUROPA PRESS)



Los detenidos responden a las iniciales S.C, S.P, M.P. y A.P, de 28, 28, 30 y 37 años, respectivamente, a los que se acusa de delitos de robo, hurto, allanamiento de morada y asociación ilícita.

La investigación se inició a primeros de año, a raíz de una serie de robos y hurtos en viviendas, bajo un mismo denominador común: generalmente los moradores se encontraban dentro y en ocasiones sorprendían ya dentro del inmueble a una mujer, que excusaba su presencia en la búsqueda de trabajo o ayuda.

Se denunciaban múltiples hechos iguales, repartidos por toda la provincia, lo que dificultó la investigación. El análisis y estudio de los resultados obtenidos en las inspecciones oculares, debidamente cotejada con la información obrante y la obtenida de las denuncias, puso bajo sospecha a un grupo afincado temporalmente en Belorado, al que no se le conocía actividad laboral alguna y tampoco ingresos económicos.

Se comprobó que pasan temporadas en España, entre cuatro y seis semanas, en las que proliferaban las denuncias por este tipo de ilícitos. Sin embargo cuando se ausentaban, por un periodo similar, del territorio nacional, cesaban estos robos y hurtos.

Las detenciones se produjeron tras interceptar el vehículo en ruta, cuando tres miembros de la banda se trasladaban, seguramente a perpetrar algún robo. La cuarta detención se produjo en el domicilio, donde tras un registro judicial fueron encontradas más de 60 joyas cuya titularidad y procedencia no pudieron demostrar.

El grupo investigado responde a una estructura perfectamente jerarquizada y estructurada con delimitación clara de funciones, con estudio previo de los objetivos. Se investiga su participación en otros hechos similares ocurridos en Castilla y León y en la C.A. de La Rioja.

'MODUS OPERANDI'

Los hechos se cometen en localidades con escasos habitantes, generalmente de lunes a viernes.

Se trasladan en vehículo por toda la provincia. Cada día una ruta distinta, recorriendo grandes distancias. Los varones permanecen en las afueras del pueblo, dentro del vehículo, vigilantes. Así evitan ser localizados, identificados o relacionados.

Las mujeres recorren el pueblo buscando objetivos fáciles, viviendas con la puerta cerrada pero sin cerrojar, de fácil apertura. Con sigilo acceden al interior, suben a la segunda planta y sustraen las piezas de valor o dinero. Si son sorprendidas dentro aluden a que están buscando trabajo para cuidar ancianos, necesitan un aseo o que tienen sed.

El botín es después vendido en territorio español o fuera del mismo, a países donde el oro está más valorado.

Buscan la indefensión de las víctimas, por las limitaciones propias de la edad, lo que dificulta su identificación; algunas llegan a vivir solas. Actúan en poblaciones pequeñas, aisladas y con reducido número de habitantes. En ocasiones, la víctima no se da cuenta del robo hasta que pasan días o con ocasión de eventos (bodas, comuniones, misa del domingo).

Han sido recuperadas más de 60 piezas de joyería, entre anillos, pulseras, cadenas, colgantes, perlas y reloj. Uno de los perjudicados ha reconocido 18 piezas sustraídas recientemente en su domicilio.

La investigación, que sigue abierta y en la que no se descartan nuevas detenciones, ha sido desarrollada por la Policía Judicial de Guardia Civil de Burgos, con apoyo de Unidades Territoriales de Seguridad Ciudadana y con la colaboración en la identificación de parte de las joyas de la Brigada Provincial de Policía Judicial del C.N. de Policía de Burgos, estando dirigidas por el Juzgado de Instrucción Nº 4 de Burgos.