Desarticulada en Ávila una organización criminal dedicada al "blanqueo" de objetos robados

La Guardia Civil de Ávila ha detenido a 18 personas como presuntos miembros de una organización criminal a la que se le imputan casi una decena de delitos contra el Medio Ambiente, Blanqueo de Capitales, Fraude Fiscal, Falsedad Documental o Hurto. La Operación 'Mediador Yuca' ha intervenido dinero y bienes por valor de más de dos millones de Euros y ha precintado dos chatarrerías.

La Guardia Civil de Ávila ha llevado a cabo la Operación Mediador Yuca, en la que ha detenido a 18 personas y ha intervenido dinero y bienes por valor de dos millones de euros, a la vez que ha precintado dos chatarrerías.

 

A los arrestados se les acusa de organización criminal y se les imputan diversos delitos como Blanqueo de Capitales, Fraude Fiscal, Falsedad Documental, Delito Societario, Usurpación de Estado Civil, Tenencia ilícita de armas, Hurto y Cohecho, después de que una inspección del Impuesto de Sociedades haya puesto al descubierto una ocultación de más de dos millones de euros, lo que supondría un fraude fiscal de 750.000 euros.

 

La Operación Mediador Yuca deriva de otras tres que se llevaron a cabo en la provincia abulense desde hace tres años y que se saldaron con la detención de doce personas involucradas en cerca de 90 robos. Las tres operaciones tenían en común que los objetos sustraídos terminaban en las chatarrerías clausuradas, que se encuentran en la capital abulense y en El Tiemblo.

 

Los responsables de la Guardia Civil han explicado que el procedimiento utilizado con la chatarra tenía el objetivo de "blanquear" los objetos robados para poder revenderlos después.

 

La segunda fase de la operación se desarrolló desde el pasado mes de mayo, cuando se investigó la utilización de documentación de personas fallecidas, o con firmas falsificadas, un delito de receptación y blanqueo de capitales, para imputar a personas diferentes la adquisición de efectos procedentes de robos "con apariencia de legalidad".

 

La reventa de productos generaba plusvalías que servían para ocultar al fisco "cantidades importantes de dinero" mediante la falsificación de nuevas compras a personas no localizadas. La investigación puede aumentar la cantidad defraudada, ya que hasta ahora sólo se han analizado dos ejercicios fiscales de una empresa que ha facturado durante los cuatro últimos ejercicios fiscales cerca de 16.000.000 de euros.  

 

 

El capitán Luis Ángel Horga ha explicado este lunes en la Comandancia de la Guardia Civil de Ávila los detalles de la operación, que todavía tiene pendiente de estudiar "una importante cantidad de documentación".