Denuncian casos de embargos de maquinaria por el retraso en el pago de las ayudas a jóvenes agricultores

Protesta de los jóvenes agricultores ante la sede de la Junta.

Los dirigentes de UPA y COAG han pedido al presidente de la Junta que explique los retrasos de hasta cinco años en el pago de las ayudas de incorporación de jóvenes y de modernización.

   

Los dirigentes de UPA y COAG en Castilla y León, Julio López y Aurelio Pérez, han pedido al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, que aproveche el Debate sobre el Estado de la Región que se celebra mañana, miércoles, para dar una cumplida explicación sobre los retrasos de hasta cinco años en el pago de las ayudas de incorporación de jóvenes y de modernización.

   

En una rueda de prensa ante la sede de la Consejería de Agricultura y Ganadería en la que han estado acompañados por una treintena de jóvenes agricultores y ganaderos, López y Pérez han cargado contra la política de la Junta en incorporación de jóvenes y han advertido a Herrera de que no hay relevo generacional en el campo de Castilla y León ya que "se vende como éxito lo que es un fracaso". "Ya está bien de cacareo", ha sentenciado Julio López, quien ha llegado a tildar de "bobadas" que haya una verdadera incorporación de jóvenes en Castilla y León ya que lo habitual, ha relatado, es que se sumen a la explotación de sus padres por falta de tierras.

 

 

En nombre de los agricultores y de los ganaderos afectados por ese retraso de las ayudas han tomado la palabra Ángeles Santos, ganadera de Zamora, y Ventura González, agricultor de Ávila, que han recordado que lo suyo no es un proyecto empresarial sino "un proyecto de vida" que "arrastra" a toda la familia y en el que se deberían tomar en cuenta otras aportaciones, como el cuidado del medio.

 

Ambos han lamentado la falta de presupuestos y de cofinanciación y las dificultades para el acceso al banco de tierras y han reclamado también que se prioricen las ayudas a los agricultores profesionales así como una  dotación adecuada del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León para ese apoyo a los jóvenes que permita cubrir la verdadera demanda "y no dejar pasar la oportunidad de crecientes vocaciones". Finalmente, han apostado por la puesta en marcha de una campaña que permita "valorizar" la imagen de los profesionales del campo y han demandado programas de formación profesional "continua, adaptada y de calidad".

 

Según sus datos, sólo el 6 por ciento de los profesionales del campo tienen menos de 40 años mientras que un 65 por ciento de los agricultores y de los ganaderos de Castilla y León superan los 55 años, un dato que representa "una barbaridad". Además, un 33 por ciento de los perceptores de ayudas de la PAC tiene más de 65 años. "Un joven incorporado es un joven hipotecado", han advertido Julio López y Aurelio Pérez, quienes han lamentado la situación de muchos jóvenes agricultores y ganaderos de Castilla y León con casos, incluso, de embargos de maquinaria cuando esos productores no han percibido las ayudas concedidas por la Junta.

 

López y Pérez han aseverado que esa es la "situación real" que viven los jóvenes que se quieren incorporar al campo en Castilla y León y que tienen que afrontar una prolongada burocracia con expedientes de hasta 500 páginas que "parecen el sumario del juzgado". Del mismo modo, han cuestionado que se establezcan plazos de 15 días para sacar adelante unas "restrictivas convocatorias" que, según han considerado, sólo le sirven a Herrera para mantener un discurso.

 

"Aquí se basa el futuro de Castilla y León", han sentenciado López y Pérez, quienes han hecho un llamamiento al presidente de la Junta en el sentido de que si quiere futuro para el campo de la Comunidad "apueste por él y cumpla" con el reconocimiento y pago de los expedientes en un plazo aproximado de un año.