Demasiada actividad en la memoria podría ser perjudicial para nuestro cerebro

(Foto: Europa Press)

Según un estudio, la actividad del hipocampo aberrante tiene una atención efecto en cadena en la corteza prefrontal, alterando de esta manera la actividad de esta región, lo que puede conducir al Alzheimer. 

Las neuronas en el cerebro interactúan entre sí mediante el envío de mensajes químicos, llamados neurotransmisores. El ácido aminobutírico (GABA) es el principal neurotransmisor inhibidor en el sistema nervioso central y es el responsable de la excitación neuronal, por tanto tiene un papel fundamental para frenar la actividad, y prevenir una sobreactividad y evitar responder a estímulos irrelevantes.

 

Investigadores de la Escuela de Psicología de la Universidad de Nottingham (Reino Unido) han descubierto que una neurotransmisión inhibitoria defectuosa y anormal aumenta la actividad en el hipocampo, lo que en consecuencia puede dañar la memoria y la atención.

 

La investigación, dirigida por el doctor Tobias Bast y publicada en 'Cerebral Cortex', afirma que "la desinhibición neuronal del hipocampo causa falta de atención y déficit de memoria", lo que se relaciona con déficits cognitivos en una variedad de trastornos cerebrales, como la esquizofrenia, el deterioro cognitivo relacionado con la edad y la enfermedad de Alzheimer.

 

El hipocampo, que es una parte del cerebro que se encuentra dentro de los lóbulos temporales, juega un papel importante en la memoria cotidiana de los acontecimientos, así como en el recuerdo de dónde y cuando se producen.

 

Esta investigación ha demostrado que la falta de moderación en la actividad neuronal en el hipocampo perturba la memoria dependiente de esta región. Además, una función anormal de las neuronas dentro del hipocampo también interrumpió la atención, pese a que se trata de una función cognitiva que normalmente no requieren del hipocampo.

 

PUEDE SER PEOR QUE UNA ACTIVIDAD REDUCIDA

 

La investigación que se ha realizado en un modelo animal de laboratorio pone de relieve la importancia de la inhibición del GABA en el hipocampo sobre el rendimiento de la memoria y la atención. El descubrimiento de que la inhibición defectuosa altera la memoria sugiere que la memoria depende de la actividad neuronal bien equilibrada dentro del hipocampo. Este es un hallazgo importante ya que tradicionalmente, los deterioros de la memoria han estado principalmente asociados a la actividad reducida o lesiones del hipocampo.

 

"Nuestro segundo hallazgo importante es que la inhibición incorrecta que lleva a un aumento de la actividad neuronal en el hipocampo perturba la atención, una función cognitiva que normalmente no requieren el hipocampo, sino que depende de la corteza prefrontal. Esto probablemente refleja que hay muy fuertes conexiones neuronales entre el hipocampo y la corteza prefrontal. Nuestro hallazgo sugiere que la actividad del hipocampo aberrante tiene una atención efecto en cadena en la corteza prefrontal, alterando de esta manera", explica el investigador.

 

En general, añade, "nuestros nuevos hallazgos muestran que el aumento de la actividad de una región del cerebro, debido a una neurotransmisión inhibitoria defectuosa, puede ser más perjudicial para la función cognitiva que una actividad reducida o una lesión. El aumento de la actividad dentro de una región del cerebro puede alterar no sólo la función de la propia región, sino también la función de otras regiones a las que está conectado, como es el caso de la corteza prefrontal"

Noticias relacionadas