Del Olmo pide al Gobierno una participación activa en la reforma fiscal para un nuevo modelo de financiación

Pilar del Olmo atiende a los medios

Reitera la necesidad de que el nuevo sistema tenga en cuenta los costes de los servicios públicos para la CC.AA. más extensa de España y Europa.

La consejera de Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo, se ha dirigido hoy al Gobierno de Mariano Rajoy para reclamar una participación activa de las comunidades autónomas en la futura reforma fiscal que exige el nuevo modelo de financiación autonómica con el fin de que dicho sistema impositivo tenga en cuenta el coste real de los servicios públicos de una región que, tal y como ha recordado, es la más extensa de España y de los diecisiete estados de la Unión Europea.


Del Olmo, que ha pronunciado hoy en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Valladolid la conferencia 'Los retos de las finanzas públicas autonómicas', ha vuelto a clamar por un nuevo modelo de financiación que sustituya al aprobado en la etapa de Rodríguez Zapatero tras lamentar que con él Castilla y León no sólo ha visto mermados los ingresos procedentes a través de dicha vía sino que ha perdido participación en el conjunto del Estado.

Y es que, en referencia al tema de fondo de su conferencia, la consejera de Hacienda, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha señalado que los principales retos en Castilla y León es "hacer llegar los recursos suficientes para seguir manteniendo los servicios públicos en los niveles de calidad actuales e incluso mejorarlos".

Así, ante la actual situación de crisis y la ineficacia que, en su opinión, ha revelado el modelo de financiación actual, Del Olmo ha reclamado uno nuevo y con él una reforma fiscal, "que es un paso decisivo ya que es la gran pata del mismo, pues al final determina cómo se reparten todos los impuestos que pagan los españoles para mantener los servicios públicos. Y para ello se necesita de una simplicación y evitar la competencia fiscal entre territorios".

Y es ahí donde la consejera de Castilla y León ha instado al Gobierno de Rajoy a que tenga en cuenta a las distintas CC.AA. a la hora de articular la demandada reforma fiscal, máxime cuando éstas "ejecutan el 50 por ciento del gasto público en España, excluida la Seguridad Social, y por eso tienen mucho que decir sobre los ingresos que deberían llegar a ellas y cuáles tienen que gestionar y cuáles no".

EL 50% DE LOS BIC EN ESPAÑA

En esa reforma del sistema impositivo, Del Olmo reclama un tratamiento para Castilla y León acorde a lo que en ella, la más extensa de España y de Europa, "cuesta mantener los servicios públicos pero también para hacer frente a los gastos de mantenimiento del medio ambiente, sus carreteras o su rico patrimonio cultural, con más del 50 por ciento de los BIC de toda España o con ocho monumentos y tres ciudades declarados Patrimonio de la Humanidad.

En este sentido, la representante de la Junta de Castilla y León ha remarcado que a medio y largo plazo el principal reto es que las cuentas sean sostenibles para no tener que seguir acudiendo a la vía del endeudamiento, ya que éste podría hacer insostenible la Comunidad por el pago de intereses y la devolución de la deuda.

En cualquier caso, la titular de Hacienda se ha felicitado de que Castilla y León es de las menos endeudadas de España y se ha mostrado confiada en que al final del presente ejercicio se ajuste a los límites del déficit público marcado por su homólogo en la Administración central, Cristóbal Montoro.

 

 

Noticias relacionadas