Declaran ante la Policía de manera voluntaria dos secretarias que trabajaron para el director de Método 3

También ha comparecido en comisaría el propietario del restaurante La Camarga


MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Dos secretarias que trabajaron para el director de la agencia de detectives Método 3, Fracisco Marco, han prestado declaración de manera voluntaria ante la Policía Nacional para colaborar en la investigación del caso de espionaje.

En concreto, se trata de la secretaria personal del director de Método 3 --detenido el pasado lunes por revelación de secretos junto a otros tres empleados de la agencia de detectives-- y una segunda persona que trabajó de secretaria durante una sustitución de la anterior.

Este miércoles también ha comparecido ante la Policía el responsable del restaurante barcelonés La Camarga, David Vidal, después de saberse que detectives de Método 3 presuntamente grabaron ilegalmente en el local una conversación entre la líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, y la expareja de Jordi Pujol hijo María Victoria Álvarez.

En declaraciones a Europa Press, el abogado de Vidal, Jorge Navarro, ha explicado que se pusieron el viernes a disposición de la Policía y que este miércoles han sido citados, momento en que han denunciado por ser perjudicados en el caso; además, prevén comparecer como acusación particular.

Durante la declaración, de una hora y media, han dejado claro que han sido "utilizados" y que desconocían que en un reservado de su restaurante se hubiera grabado a la líder popular y a Álvarez.

Vidal sí ha confirmado a la Policía que el 7 de julio de 2010 se reservó una mesa a nombre de Camacho y que el almuerzo se produjo, aunque ha dicho no recordar si alguien llevó un ramo de flores para colocar en la mesa, donde los detectives pudieron haber situado el micrófono con que se grabó la conversación.

En cualquier caso, el abogado ha puntualizado que en el restaurante es muy habitual que los clientes lleven tartas, flores o regalos, aunque ellos no los controlan, por lo que no han podido descartar que ese día alguien llevara unas flores.

MARCO

Sobre la relación del propietario de Método 3, el detenido Francisco Marco, con los responsables del local, ha explicado que lo conocen como cliente que acudía al restaurante "esporádicamente" con la familia y otras personas, aunque en el interrogatorio no le han preguntado por las personas con quien comía.

Según el abogado, en ningún momento le han preguntado por el almuerzo que hubo en el restaurante entre el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y mandos policiales.

El restaurante, tras estallar el caso del presunto espionaje ilegal, ha contratado a una empresa para hacer un barrido del local y ha constatado que no se han instalado micrófonos.

Durante el interrogatorio, Vidal ha explicado que contrataron solamente en 2011 a Método 3 para que investigara quién les estaba robando comida, y que instalaron unas cámaras en la zona de las neveras, que en ningún caso se puso en peligro la intimidad de los clientes ya que éstas no filmaban nada del comedor o los reservados.

MAÑANA COMENZARÁ A ANALIZARSE EL MATERIAL INCAUTADO

Este mismo jueves comenzará a analizarse en sede judicial la ingente cantidad de documentación incautada en los registros llevados a cabo este martes en relación a este caso, una documentación que llenaría diez furgonetas, según explicaron fuentes policiales a Europa Press.

Durante este martes, los agentes de la Policía Nacional procedieron a registrar la sede de Método 3 en Barcelona, las oficinas de la agencia de detectives en Madrid, y los domicilios particulares de los cuatro arrestados que trabajaban en esta empresa --Francisco Marco, Elisenda Villena, Alejandro Borreguero y Juan Peribáñez--, todos ellos ubicados en la Ciudad Condal.