Decepción en Génova por la pérdida de votos y escaños

La decepción era el sentimiento más extendido esta noche entre los dirigentes del PP por los resultados obtenidos en las elecciones europeas celebradas este domingo, que han supuesto una pérdida de casi 2,7 millones de votos con respecto a los comicios de 2009 y la perdida de ocho escaños.

Fuentes de este partido consultadas por Europa Press aseguraban tras un primer análisis de los resultados que la pérdida de votos y escaños ha sido algo mayor de la esperada y que desde este punto de vista el resultado es decepcionante.

 

Sin embargo, aseguraban que ya se esperaba una bajada considerable con respecto a 2009 y especialmente después de dos años de recortes y ajustes por parte del Gobierno, al que entienden que sí se le ha dado un voto de castigo.

 

Las mismas fuentes han explicado que consideran preocupante la fragmentación del voto especialmente en la izquierda, aunque está por ver el efecto que esta disgregación tenga de cara a las autonómicas, municipales y generales de 2015.

 

Por otro lado, insisten en la misma idea que ha lanzado la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y que varios de los dirigentes consultados han repetido: que junto a Alemania, es el único partido de gobierno que ha logrado ganar.

 

La noche en la sede nacional del PP en la calle Génova de Madrid ha sido fría y de hecho, no ha habido celebración desde el balcón porque tampoco se han reunido simpatizantes en la calle. La secretaria general, María Dolores de Cospedal, ha salido ante los medios de comunciación para ofrecer un primer y breve análisis a la espera del que haga mañana por la tarde el Comité Ejecutivo Nacional, convocado a las 5 de la tarde.