Decenas de multas han sido devueltas por irregularidades desde que la DGT comenzó a notificar por Internet, según AEA

Un agente de la Guardia Civil, multando a un conductor.
Los Tribunales Económico-Administrativos de distintas regiones han dictado decenas de resoluciones devolviendo multas a la Dirección General de Tráfico (DGT) debido a irregularidades en la tramitación de las sanciones desde que entró en vigor en noviembre de 2010 el Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico (Testra), que sustituyó la publicación de sanciones en boletines oficiales provinciales por la notificación en Internet, según ha denunciado este lunes la asociación Automovilistas Europeos Asociados (AEA).
MADRID, 17 (EUROPA PRESS)



Hasta la entrada en vigor del Testra todas aquellas multas de tráfico que no habían podido ser notificadas por correo por la imposibilidad de encontrar al infractor iban a parar a los boletines oficiales de cada provincia. Sin embargo, con la entrada en vigor del Testra el 24 de noviembre de 2010, esas multas en lugar de publicarse en un boletín oficial provincial se publican en una web en Internet que pueden consultar los conductores.

Según la denuncia de AEA, los tribunales están devolviendo ahora aquellas multas que la DGT notificó en el Testra, a pesar de que los primeros intentos de notificación se habían producido antes del 24 de noviembre, ya que entienden que al no estar en vigor la nueva normativa cuando comenzó la tramitación de la sanción, Tráfico debería haber publicado las notificaciones en los boletines provinciales.

Así, la asociación ha puesto como ejemplo una sentencia del Tribunal Económico-Administrativo de Castilla y León, en la que se anula el embargo de cuentas practicado a un automovilista por el impago de una multa, al que se había notificado la sanción a través del Testra en Internet.

En su sentencia, el tribunal considera que el Testra no es "el diario oficial procedente" para publicar multas anteriores al 24 de noviembre de 2010 y que la notificación debería haberse practicado a través del Boletín Oficial del Estado (BOE). Por ello, anula el cobro ejecutivo de la multa que Hacienda deberá devolver con los intereses legales correspondientes.

"La decisión de Hacienda de devolver miles de multas injustamente cobradas se produce en un momento que tiene una especial significación no sólo desde el punto de vista jurídico ya que se restablecen las necesarias garantías jurídicas que deben rodear cualquier procedimiento sancionador, sino desde el punto de vista económico, ya que miles de automovilistas van a recuperar con intereses un dinero que creían perdido. Por las fechas en que se produce está decisión de Hacienda se parece a un cuento de Navidad", ha señalado el presidente de AEA, Mario Arnaldo.

AEA estima que en estos cerca de dos años de existencia del Testra, la DGT así como otras administraciones con competencia en materia de tráfico, como el Ayuntamiento de Madrid, ha podido realizar más de 200.000 publicaciones edictales correspondientes a expedientes sancionadores iniciados con anterioridad al 24 de noviembre de 2010.

En noviembre de 2010, AEA denunció la existencia de "graves irregularidades" en el sistema que entonces se ponía en marcha para notificar las multas de tráfico a través de Internet y "anunció que llevaría ante los tribunales a cualquier administración que vulnerara los legítimos derechos de los ciudadanos en un tema tan esencial en el procedimiento sancionador como es la correcta notificación de las sanciones".