De todo corazón: muchas gracias

La Asociación de  Alzheimer de Ávila, con motivo de la celebración el próximo día 5 del Día Internacional del Voluntariado, quiere felicitar a todas estas personas que cada día colaboran con ellos a través de un comunicado.

Como cada año, al acercarnos al día 5 de diciembre, resulta inevitable hacer una reflexión sobre nuestros voluntarios, su dedicación y todo lo que nos aportan.


Nunca será suficiente reconocimiento todo lo que podamos decir de cada una de estas personas, cuya generosidad no tiene límites. Damos enorme importancia al trabajo, y la tiene, ya que es lo que nos permite recibir a cambio una compensación económica para cubrir nuestras necesidades, pero…  ¿y los voluntarios?


Los voluntarios no tienen, ni quieren, ni esperan recompensa alguna. Para ellos su mayor recompensa, su pago, es la sonrisa, que consiguen de las personas con las que colaboran, y no sólo de las personas que, de una u otra forma, necesitan ayuda, sino también de sus familiares, de sus responsables, de sus cuidadores, de aquellos, que de manera indirecta reciben también su cariño.


Cuando un voluntario llega a cualquiera de nuestras organizaciones viene ofreciendo su colaboración, su apoyo, su generosidad a nuestros usuarios, pero también a cada uno de nosotros, a las familias, que lo único que desean es el bienestar de sus familiares, a los profesionales que agradecen, de todo corazón, la mano abierta, que se les brinda. Su labor callada, sincera y desinteresada hace que la calidad de los cuidados ofrecidos sea cada vez mayor, objetivo último, que todos nos planteamos.


Afortunadamente, la labor de los voluntarios se deja sentir en todos los ámbitos de la vida y de la sociedad, ese espíritu de ayuda desinteresada, de cariño, de entrega y de generosidad, aunque escondido en el fondo de la caja, sigue siendo, como en la caja de Pandora, la esperanza.....de un mundo mejor, más justo y más humano.


Queridos voluntarios y voluntarias: nunca será suficiente, pero de corazón: MUCHAS GRACIAS