De remedio medicinal a bebida de moda, la ginebra se alza al podio

Gin Tonic

La ginebra cada vez cuenta con más adeptos. De hecho, este destilado ha fomentado durante los últimos años el sector de las bebidas espirituosas en España, impulsado por el efecto 'gintonic' y ha visto crecer su producción nacional en un 20%.

Gracias a esta tendencia y a que se situó por detrás del whisky en lo que a comercialización se refiere en 2015, la ginebra ayudó a que se acabase con la dinámica negativa de caídas registrada en el sector durante la última década.

 

La ginebra es un espirituoso aromatizado con bayas de enebro y otros aromas, tiene una graduación mínima de 37,5% y se ha reinventado con el paso del tiempo. En la actualidad, es fácil encontrar diferentes variedades, con aromatizantes distintos que ayudan a ampliar la variedad de opciones.

 

En general, las bebidas alcohólicas contribuyeron al Estado con un total de 1.300 millones de euros solo por imposición indirecta (IVA e Impuestos Especiales) durante el año pasado. Además, las ventas crecieron un 2% en España hasta los 190 millones de litros.

 

Sin embargo, ¿sabes cómo surgió esta bebida tan de moda entre la sociedad? Al contrario de lo que se piensa, el auge de esta bebida se remonta al siglo XVII y XVIII.

 

Esta bebida se usaba como remedio medicinal a comienzos del siglo XVII. El origen de la ginebra se debe a la mezcla de etanol con bayas que se fermentaban con el alcohol y que tenía como fin mejorar la función renal y la digestión.

 

Fue a finales del siglo XVIII cuando se popularizó su consumo mezclado con tónica como remedio contra la malaria. A pesar de ello, la afición social por la ginebra surgió entre los trabajadores londinenses en el siglo XVIII. En las quedadas después del trabajo solían beber este destilado. Además, durante la revolución industrial, muchos trabajadores llegaron incluso a negociar parte de su salario en ginebra.

 

En España, fueron los menorquines los pioneros en beberla debido a que cuando los británicos tomaron Menorca en 1708 y fue aquí donde empezaron a llegar los primeros cargamentos de ginebra. En la actualidad, el auge del 'gintonic' en España ha convertido al país en el tercer mayor consumidor de este destilado en todo el mundo.

 

GINEBRAS PARA TODOS LOS GUSTOS

 

1. CON SABOR A FRESA

 

'Puerto de Indias' revolucionó por un error el mercado de las ginebras al integrar una variable que no existía hasta el momento: la ginebra con sabor a fresa. Con toques afrutados y con un color rosa claro traslúcido desprende un aroma y sabor a fresa, enebro y un toque cítrico.

 

2. SUTIL

 

La ginebra 'Ginial' tiene con una graduación de 25 grados presenta un sabor delicado fomentado por las flores de hibisco y de sáuco, hacen de esta una ginebra suave y delicada.

 

3. PARA PALADARES EXIGENTES

 

Hay otras marcas como 'Hendrick's' que optan por volver al 'gintonic' auténtico, en el que prima el sabor y en el que sobran los detalles dentro de la copa. De hecho, este ginebra 'premium', elaborada 100% artesanalmente, ha pasado un proceso de cuatro años de fabricación, que se destila a partir de una receta única donde se mezclan 11 plantas botánicas entre raíces, flores, semillas y frutos en la costa suroeste de Escocia.

 

4. SUPERPREMIUM

 

Por su parte, la ginebra 'Burrough's Reserve Edition 2' de Beefeater tiene como peculiaridad que se reposa en barricas de roble. Presenta compuestos aromáticos y un color cobrizo pálido. Esta bebida está pensada para consumirla sola como un licor refinado.

 

5. EXÓTICA

 

'Jinzu', la ginebra infusionada con bayas exóticas se define con "carácter británico y alma japonesa". Su aroma es suave con un acabado cremoso que recuerda al sake japonés.

 

6. LOS CLÁSICOS NUNCA FALLAN

 

Por otro lado, se encuentra la 'gin' 'London Dry n3', que no busca la exclusividad en la rareza y que se estructura en seis ingredientes básicos, separados en dos grupos de tres, como son el enebro, cilantro, caradamomo, piel de naranja, pomelo y raíz de angélica.