De los Mozos pide una mayor electrificación de las ciudades para la expansión del coche eléctrico

Coche Eléctrico

Considera que se podría invertir de manera más racional para dotar de infraestructuras de recarga en las grandes ciudades porque hay pocos postes. Cree que es importante que Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla tengan una buena red.

El responsable mundial de Fabricación y Logística del Grupo Renault, José Vicente de los Mozos, ha asegurado este martes que no está "contento" con la incidencia del modelo eléctrico Twizy en España y ha reclamado medidas para "electrificar" las grandes ciudades españolas. De los Mozos ha participado este martes en el Foro Económico de El Norte de Castilla, donde ha repasado la situación actual de la compañía francesa y del sector del automóvil en España.

 

Al ser preguntado durante el coloquio posterior a su intervención sobre el funcionamiento del Twizy, que se produce en la factoría de la marca en Valladolid, ha asegurado que está "contento" con la incidencia del mismo en la ciudad, pero no en el caso del conjunto del país, donde considera que se podría invertir de forma "más racional" para "electrificar las grandes ciudades". En este sentido, ha lamentado que ha "repetido muchas veces" esta reclamación a las administraciones pero considera que no se le ha escuchado "lo suficiente". De hecho, ha ejemplificado que mientras en Noruega, con 5 millones de habitantes, se han instalado 3.000 postes de recarga, en Madrid, con la misma población hay 300 y "funciona la mitad".

 

Para De los Mozos es "importante" que las grandes ciudades como Madrid, Valencia, Sevilla y Barcelona tengan una red de puntos de recarga, para lo cual no resulta necesario, a su juicio, "gastar más", sino hacerlo de forma "más racional".

 

Esta ha sido una de las reclamaciones lanzadas por el responsable mundial de Fabricación y Logística de Renault, quien también ha incidido en la necesidad de "fortalecer el consumo interno" en España pues ha advertido que, al igual en Europa, existe actualmente un "exceso de capacidad de producción", lo que "no quiere decir que haya que cerrar fábricas" porque se puede compensar con la mayor presencia en mercados internacionales.

 

De hecho, ha reflexionado que ha sido la principal consecuencia de la crisis ya que Renault ha tenido que hacer frente en Europa a una caída del 20 por ciento de las ventas totales con una mayor internacionalidad, pues se ha llegado a un nivel de que el 50 por ciento de las ventas se efectúan fuera del continente. "Antes íbamos con el automático, ahora hay más inestabilidad y por eso lo mejor es apostar por trabajo, esfuerzo y humildad", ha reflexionado.

 

No obstante, ha apuntado que en España la producción destinada al mercado exterior es ya el 90 por ciento, pero ha matizado que un "buen equilibrio" llegaría con una proporción "80 a 20", para lo que ha marcado como objetivo llegar a la venta de un millón de vehículos al año. Para ello, es necesario "generar empleo y las condiciones de confianza". En definitiva, ha aseverado que la industria española y la castellanoleonesa deben ser un "motor diésel" para la salida de la crisis económica.

 

En este sentido, ha recordado que el impuesto de Sociedades en España es "alto" y que, en su opinión, el mercado español es "poco rentable" para el sector de la automoción y, por lo tanto, "el mantenimiento de los puestos de trabajo va en contra de la rentabilidad". Así, considera que "toda medida" fiscal que favorezca al sector será "bien recibida".

 

Otro aspecto importante para la automoción en España sería, a juicio del miembro del Comité Ejecutivo de Renault, potenciar el mercado del entorno y especialmente el de los países del Magreb, por lo que ha solicitado medidas para hacer "más fluido" el paso del Estrecho de Gibraltar y abaratar el precio del transporte. "Las tasas son muy altas, por lo que resulta más barato llevar un motor a Marruecos desde Rumanía que desde Valladolid", ha advertido.

 

Por otro lado, ha solicitado que las administraciones promuevan también la eficiencia energética de la industria porque, ha citado como ejemplo, las fábricas del sector en Estados Unidos consumen un tercio de la energía que necesitan las europeas. En otros ámbitos, ha citado otras "necesidades" del sector como profundizar en el diálogo social, y trabajar conjuntamente para "alcanzar el liderazgo" de la industria española.

 

 

SINERGIAS RENAULT/NISSAN

 

En cuantro a las 'sinergias' en las que profundizarán las empresas Renault y Nissan dentro de su alianza empresarial, ha apuntado que "no se vislumbra" lo que sucederá con las fábricas de las compañías en España, pero ha considerado que su actividad es "complementaria". Así, ha puntualizado que las sinergias se dirigen más bien a aspectos como la relación con los proveedores. en todo caso, ha recalcado que la hipotética fusión entre ambas compañías no sería "la solución" y ha apostillado que la alianza Renault-Nissan es "un ejemplo de cómo trabajar a 10.000 kilómetros de distancia".

 

Asimismo, se ha referido a la importancia para Renault de nuevos mercados internacionales, como Corea, Brasil y Rusia, donde está puesta actualmente la atención por la situación política en Crimea y Ucrania. De hecho, ha explicado que los acontecimientos recientes han llevado a la compañía ha modificar las rutas de transporte entre Rumanía y la Federación Rusa, que pasan por la península que ha declarado su independencia en un Referéndum.