De Guindos avanza que el paro se reducirá en 650.000 personas este año

De cara al futuro, el ministro ha asegurado que la evolución del sistema financiero dependerá de la evolución de la economía española.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha avanzado que la economía española creará 600.000 puestos de trabajo este año y va a reducir el paro en cerca de 650.000 personas, gracias a un crecimiento del PIB superior al 3%. El ministro ha valorado que la caída del número de desempleados será la más intensa en la historia de España.

 

"No se puede ser complaciente, todavía hay vulnerabilidades, pero el cambio que se ha producido ha sido de una intensidad sin precedentes", ha afirmado Guindos en declaraciones a los medios antes de clausura el VI Encuentro Financiero organizado por Expansión y KPMG.

 

El ministro ha admitido que los riesgos de la economía mundial "siempre están ahí", si bien ha garantizado que la economía española está "bien preparada". "El principal riesgo es que se reviertan las reformas", ha avisado.

 

FORTALEZA DEL SECTOR FINANCIERO

 

Durante su intervención en el Foro, Guindos ha señalado que el sector financiero, "imbricado" a la economía real, ha sufrido en los últimos años una transformación desde el punto de vista de la estructura y de la regulación, al tiempo que ha recalcado que hoy día en España hay menos entidades, pero más solventes y fuertes, que compiten mucho mejor que en el pasado.

 

Tras afirmar que hoy día la economía española crece aproximadamente al 3,5% y ha mejorado su competitividad, ha subrayado que será necesario seguir profundizando en el modelo que ha permitido que la construcción pierda peso en el PIB y lo gane el sector exterior.

 

Guindos ha indicado que la transformación del sector financiero se ha debido a una mayor transparencia, lo que ha generado confianza en los inversores; al incremento de provisiones, a la creación de la Sareb y a la recapitalización del sistema. Gracias a ello, el sector está "saneado, es solvente, no genera inquietud desde el punto de vista de liquidez y además da crédito".

 

De cara al futuro, el ministro ha asegurado que la evolución del sistema financiero dependerá de la evolución de la economía española, que tiene dos vulnerabilidades: el endeudamiento del sector privado y la dependencia de la financiación externa.

 

Así, ha considerado que el futuro comportamiento de la economía española será binario. "O nos mantenemos en tasas de recuperación y crecimiento o volvemos a la casilla de salida. O existen caminos intermedios", ha advertido.

 

Finalmente, el ministro ha destacado que hay personas que dicen que las consecuencias de la crisis se olvidarán y dentro de unos años se cometerán los mismos errores. Sin embargo, él considera que los efectos de la crisis perdurarán "bastante tiempo".