De Don Antonio a Papa pasando por Garcel

Música, baile, canciones, imágenes, todo mezclado con amor y gracia, para conseguir que la gente lloré y aplauda. Ese es el espectáculo que hemos podido vivir hoy en Ávila de la mano de Rafa Garcel y Miki Molina. Un proyecto que lleva ya dos años de funcionamiento y llena “en todas las plazas”, menos en Ávila

Un anunció de colonia de hace mucho tiempo decía que “en las distancias cortas es donde un hombre se la juega”. Pues esta tarde he tenido la suerte de conversar con dos que les gusta lo que hacen, pero que además les mueve algo muy bonito, el amor: por un padre y por un ídolo.

 

Rafa Garcel y Miguel Molina (Miki) llevan dos años con un espectáculo en homenaje al gran artista Antonio Molina, y es curioso ver como su hijo habla a veces de “papa” y otras de Don Antonio, en mayúsculas, porque eso es lo que fue y sigue siendo una de las grandes figuras que ha dado la canción lírica en nuestro país; y a pesar de los años sigue triunfando, aunque ahora sea a través de la voz de otro.

 

  1. ¿Cómo surgió la idea del espectáculo?

La idea de montar el espectáculo surgió en el programa de Telecinco “Que tiempo tan feliz”. En el que se hizo un homenaje a Antonio Molina y le dieron una sorpresa a su hijo Miki que escucho la canción “Arriba España” cantada por Carlos Garcel.

 

Miki: sentí una emoción, un feeling muy especial. De ahí surgió la amistad. El proyecto llevaba gestándose tiempo y aunque había escuchado y tenía información de otras personas que cantaban las canciones de “papa”, muy dignos, pero no encontraba alguien que llegará al alma. Rafa tiene una voz que no es normal, tenemos una voz y un talento innato. De ahí empezamos a crecer y a ser una familia, que es lo que es el espectáculo.

 

  1. Es complicado cantar como lo hacía Antonio Molina

Rafa: es complicado. Al 100% no se puede hacer, porque cada uno tenemos unas facultades y unos registros diferentes. Antonio tenía unas facultades sobre naturales, era único. Es difícil cantar como él; además, el género es complicado.

 

  1. ¿Qué tipo de público va a verlo (edad, mujeres/hombres?

Gente de mediana edad, incluso juventud porque lo escuchaba su padre o su abuelo y les atrae, porque les trae recuerdos y porque conocen su historia y su trayectoria. Además, hemos introducido arreglos que hacen las canciones más frescas y para todo tipo de públicos.

 

  1. ¿Qué es lo más difícil de “copiar” de Antonio Molina?

Miki: Rafa no es un imitador al uso. Cantar “por Antonio” para el que tiene unas facultades parecidas a las de él no es difícil. La gente se emociona, sigue vibrando, se les saltan las lágrimas, le tratan con mucho cariño. 

 

Rafa: Antonio tenía unos melismas, un color de voz, unos giros, un don en la garganta. Yo sólo intento llevarlo a mi terreno, hacer algo que se le parezca. Hay que tener una tesitura muy capacitada para hacer lo que él hacía; daba saltos de nota a nota en muy poco tiempo.

 

  1. Como tiene que prepararse

Rafa: tengo que hacer ejercicio e incluso concentrarme, cuidar mucho la voz, no tomar cosas frías, es un trabajo duro.

El viernes 7 estuvieron actuando en Castellón, pero además Rafa tuvo que hacer un viaje desde Málaga, y nos reconoció que hay días que es cansado.

 

  1. Qué cambios habéis introducido en el espectáculo

Miki: El espectáculo es multidisciplinar, se pueden ver imágenes que emocionan. Voy hablando de la historia de Antonio Molina, cómo conoce a su mujer, de sus triunfos y comienzos. El espectáculo se divide en bloques y Rafa va cantando. Se juega con el recuerdo, con la imagen, con el testimonio.

 

Por ejemplo hemos vuelto a ciudades en las que ya habíamos estado, y vamos poniendo cosas nuevas, jugando con el público, porque a veces repiten. Por ejemplo contamos que habría sucedido con un “De Molina a Garcel”, metiendo cosas para la gente más joven, con nuevos estilos.

 

  1. Por qué otros sitios actuaréis

El espectáculo lleva en funcionamiento dos años y han recorrido toda España, incluso ahora tienen la posibilidad de llevarlo a Latinoamérica. El viernes 7 actuaron en Castellón, el 8 en Ávila, antes estuvieron en León y Astorga. El día 21 actuaran en Ciudad Real y el 22 en Madrid y para el mes de enero irán a Zaragoza, y están planteándose ir a Valladolid.

 

  1. El proyecto ha sido un reto

Miki: la familia dio la aprobación para que Rafa cantara. Bueno realmente fue mi madre, que es la que todavía corta el bacalao, que confía en la manera de actuar. Ninguno de la familia teníamos antecedentes de quien era Rafa hasta que lo oyó cantar. Le aceptó como una más de la familia cuando le cantó “Ángela del alma mía” la canción que mi padre le dedicaba a ella.

 

  1. Rafa, ¿por qué te decantaste por la copla?

Bueno tengo que decir que cuando empecé a cantar, la gente pedía mucho las coplas de Antonio Molina. Pero realmente también es un homenaje a mi abuelo, que le gustaba mucho y no me escuchó cantar porque murió cuando yo tenía 11 años. Sé que se sentiría orgulloso.

 

Empecé tarde en el mundo de la música, con 16 años cantando con los amigos. Además, no he tenido antecedentes en la familia que se dedicarán al mundo de la canción; es algo que surgió por casualidad. Empecé cantando canciones de Luis Miguel o Marc Antony y luego con la copla.

 

  1. Rafa: has tenido que preparar de forma especial la voz para alcanzar el tono de Antonio

Lo primero que tengo que decir es que yo no imito a Antonio Molina, Paco ha realizado arreglos de sus trabajos para que los cante yo. Pero hay que poner sentimiento contando una historia, tengo que transmitir lo que el sentía: amor, añoranza de cuando estuvo fuera, etc. La música y el sentimiento dan una banda sonora.

 

Las canciones como “Adiós España”, “Yo quiero vivir contigo” o “Cocinero”, han cambiado los ritmos. Es como un paso hacia el futuro, rumboso, bailable, alegre, con ritmos cubamos. Él tenía unas condiciones de voz diferente, “mecía” las canciones, cantaba en falsete, con una modulación de voz complicada.

 

Miki: Pero también hay que interpretar y llegar al corazón de la gente. A veces la gente llora, se les nota en el color de los ojos, sienten emoción. Te piden más y más, sienten una gran admiración y respeto. La historia de las canciones es muy amplia y te tiene que salir del corazón.

 

Él fue un innovador de su música. Revoluciono el Flamenco y la Copla, por eso no le querían ni unos ni otros, decían que era un tonadillero. Pero al público se lo llevaba de calle en los años 50 y 60. Hasta el punto que la gente iba a devolver radios a los establecimientos porque decían que querían una en la que cantará Antonio Molina.

 

  1. Próximos proyectos

Rafa: a principios de año voy a sacar un disco que se titula “Parece mentira”. Y seguiremos con el espectáculo porque llevamos dos años con él y no paran de salir fechas. Además, ahora quieren que lo llevemos a Latinoamerica donde se quiere mucho a Antonio Molina.

 

Miki: estoy con la producción de un espectáculo sobre Miguel Hernández con canciones y versos. Voy a empezar el rodaje de una película sobre el levantamiento militar, es una producción americana en la que Andy García hace de Franco. Y estoy a punto de estrenar otra de Hugo Ruiz Cavaller, una historia que habla sobre las enfermedades y la pérdida de un hijo.