De Correos a 'e-Correos': 300 años en permanente transformación

Correos Salamanca

Correos acaba de celebrar 300 años de su constitución como servicio postal mientras trabaja en su conversión en 'e-Correos', para sortear el descenso que registra la tradicional actividad de envío de cartas.

Un 8 de julio de 1716 el rey Felipe V dio origen a lo que hoy es Correos cuando dictó que el servicio postal pasara a ser responsabilidad y administrado por el Estado y dejara de estar en manos privadas y además contribuyó a que las comunicaciones postales dejaran de ser privilegio de unos pocos. Correos fue el internet del siglo XIX y parte del XX. 

 

Tres siglos después, 300 años más tarde y con muchos cambios de por medio, Correos es una sociedad anónima pública, integrada en el 'holding' estatal SEPI, y trabaja en hacerse un sitio en el mundo digital para convertirse en "el mejor proveedor de servicios de comunicaciones físicas, digitales y de paquetería del mercado español".

 

Correos suma esta transformación digital a los cambios que ha ido afrontando a lo largo de sus 300 años de historia, impulsados por su "empeño" de adaptarse a los cambios e "ir siempre por delante y adelantarse al futuro", tal como muestran los hitos que jalonan su secular historia. Así, la compañía asegura ser pionera en la incorporación de las mujeres al trabajo, dado que en 1882 empezaron a formar parte de su plantilla, concretamente en el servicio de telégrafos.

 

En el ámbito de la innovación, el operador postal introdujo el telégrafo en España en 1855 y, unos años después, en 1884, se encargó del primer servicio telefónico público del país. Además, al calor del desarrollo de los modos de transporte, en 1850 empezó a disponer de una flota de vehículos de transporte por carretera, en 1855 comenzó a transportar correo por ferrocarril y en 1919 lanzó su primer servicio aeropostal.

 

Correos también ha ido desarrollando sus servicios a lo largo de estos 300 años. Unas décadas después de su constitución, en 1756, conformó el cuerpo de carteros, profesionales que actualmente siguen encargándose de la distribución de envíos, si bien han cambiado las antiguas sacas por PDA's y otros dispositivos móviles.

 

LLEGAN LOS SELLOS, LOS BUZONES

 

En 1762 implantó los primeros buzones para que los ciudadanos depositaran sus envíos y en 1850 estableció el sello como forma de 'prepago' de los mismos.

 

Según el operador, el sello "democratizó" las comunicaciones postales, "que dejaron de ser el privilegio de unos pocos" lo que, a juicio de la empresa, "Correos fue el Internet del siglo XIX, dado que posibilitó que en veinte años el envío de cartas se cuadruplicó".

 

En 1911, Correos comenzó a prestar servicios bancarios y de 1962 data la instalación de los primeros buzones en los domicilios para "agilizar la distribución y garantizar la privacidad".

 

 

Los últimos años se han caracterizado por la modernización de la sociedad y la diversificación de sus servicios. Así, en 1981 se idearon los códigos postales para facilitar la tramitación de los envíos y en 1998 la empresa estrenó su primera página web.

 

En el año 2002, el operador se lanzó el plan que permitió que actualmente todos los envíos se gestionen de forma automática y en esas fechas también comenzaron a convertir sus oficinas en espacios 'multiservicios' que permiten desde cargar el móvil hasta contratar una hipoteca.

 

En la actualidad, cuando conmemora sus 300 años de historia, Correos cuenta con 50.000 empleados y 14.000 vehículos con los que diariamente llega a 28 millones de hogares, empresas e instituciones.

 

Asimismo, compatibiliza el desarrollo de un plan para culminar su transformación en "el mejor proveedor de servicios de comunicación" con la prestación del servicio postal universal, el que garantiza que todos los ciudadanos tengan acceso a los servicios postales básicos con "calidad y regularidad".

 

Con la celebración de sus tres siglos de historia, Correos pretede poner en valor la contribución que ha relizado al desarrollo de la sociedad española y el papel desempeñado en estos años en la vertebración y cohesión social del país, y como servicio público.