¿De Castilla y León? Probablemente tires 500 euros a la basura cada año

Alimentos, frigorífico, nevera, caducidad

El 92 por ciento de los castellanoleoneses tira a la basura alrededor de cinco kilos de alimentos al mes por valor de 40 euros, cantidad que supone una media de 500 euros al año, según un estudio que ha proporcionado Food Saver TM a Europa Press.

Así, la mala conservación o almacenamiento en la nevera es "principal causa" por la que los castellanoleoneses tiran más alimentos a la basura. Por eso, este estudio ha indicado que el aprovechamiento de las sobras ayudaría a un 51 por ciento de los hogares a no desperdiciar tantos alimentos.

El comienzo del año nuevo trae consigo "a temida cuesta de enero y febrero, meses en los que, además de arrastrar las consecuencias de los gastos navideños, se acumulan las subidas de precios en la mayoría de los productos que consumimos. Por ello, los consumidores buscan medidas de ahorro que faciliten la recuperación económica.

La mala conservación o almacenamiento, con un 35,42 por ciento; seguido de las sobras con un 31,25 por ciento, y de los "típicos olvidos" en la nevera, con un 27,08 por ciento, son las "principales causas del desperdicio".

Además, España es el sexto país europeo que más alimentos desperdicia pese a que los españoles consideran que tiran poca comida a la basura y que suelen aprovechar las sobras.

Estas son algunas de las conclusiones extraídas del estudio 'La conservación de alimentos, una medida de ahorro para evitar el desperdicio en los hogares españoles' que Toluna, compañía de investigación independiente, ha elaborado para Food Saver TM.

LOS ENCUESTADOS

La encuesta se ha realizado a 1.000 españoles, hombres y mujeres de entre 25 y 60 años, de todas las comunidades autónomas. El perfil del encuestado tipo vive con su pareja, tiene uno ó dos hijos y suele desayunar, comer y cenar en casa.

El estudio pretende demostrar la "importancia de una correcta conservación de los alimentos", con el objetivo de "evitar el desperdicio y el hecho de consumir alimentos que por esta razón han perdido su frescura".

Al preguntar por la cantidad de alimentos que se arrojan a la basura, el 87,14 por ciento de los castellanoleoneses ha confesado hacerlo habitualmente, frente a un 13,66 por ciento que admite no tirar nada.

Pan, bollería, fruta de verano -como fresas, melocotones, melón o sandía- y comidas precocinadas previamente son los alimentos que los encuestados tiran a la basura, frente a la pasta, arroz, legumbres, carnes, comidas precocinadas y embutidos, que se convierten en los productos que menos tiran.

El 51,06 por ciento de los encuestados opta por aprovechar los sobrantes de las comidas cocinadas. Por su parte, el 24,44 por ciento dice planificar los menús semanales de acuerdo con el consumo del hogar.

Así, a la hora de preparar la comida, un 44,44 por ciento de los encuestados cree que sabe calcular bien las cantidades en función del número de comensales, porque no les gusta que sobre comida. Sin embargo, un 35,19 por ciento prefiere cocinar de más para otras ocasiones y un 20,37 por ciento reconoce que no sabe calcular bien las cantidades.

LA LISTA DE LA COMPRA

Un 42,6 por ciento de los castellanoleoneses reconoce comprar más de lo que necesita. Por el contrario, un 44,44 por ciento afirma que planifica "perfectamente" la lista de la compra y no compra de más, mientras que un 12,96 por ciento confiesa que se deja llevar por las ofertas.

Conservar la comida que sobra en la nevera para aprovecharla después es la tendencia más común entre los encuestados, con un 51,06 por ciento de respuestas afirmativas. Por otro lado, un 16,67 por ciento dice congelar las raciones que sobran, frente a un 12,96 por ciento que aprovecha el sobrante para preparar otros platos.

Las maneras más comunes de conservar los alimentos sobrantes en la nevera son utilizar un tupper, envolverlos en film transparente o envasarlos al vacío con una envasadora.