David Ferrer: "Lo voy a intentar, tendré una nueva oportunidad de Grand Slam"

"Quiero felicitar a Nadal y a su cuerpo técnico y si alguien se lo merece es él", explicó Ferrer.

El finalista de la edición 2013 de Roland Garros, David Ferrer, ha declarado al acabar la final ante Rafa Nadal que espera que la de hoy no sea su "última final" de un torneo de Grand Slam, a la vez que ha dicho que le ha podido pesar su debut en un partido así "sobre todo al inicio del partido".

  

"Me ha faltado consistencia en mi juego y con Rafa a la mínima que fallas lo pagas. Es mi primera final y espero que no sea la última. Es verdad que esto también lo he podido pagar, sobre todo al inicio del partido", declaró Ferrer.

  

"El año que viene volveré para intentar jugar duro si juego contra Rafa Nadal. Gracias a todo el mundo, he disfrutado mucho con un buen tenis, Nadal es el mejor. Lo voy a intentar, tendré una nueva oportunidad de Grand Slam. Es muy difícil hacer una nueva final para mí. Es muy especial", agregó.

  

El de Jávea no ha desaprovechado la oportunidad de felicitar al campeón. "Quiero felicitar a Nadal y a su cuerpo técnico y si alguien se lo merece es él", explicó Ferrer, que posteriormente dio las gracias a su "gente". "Gracias a mi gente, que me sigue, mi familia, de Jávea los que han venido y los que no. Sobre todo a mi equipo técnico, sin ellos no podría haber disputado una final del Gran Slam", continuó.

  

También habló David Ferrer de su nuevo ranking (será número cuatro del mundo mañana). "Hubiera preferido ganar y quedarme el cinco. Llevo un buen año y estoy contento. También tengo la suerte de que cuento con todo el apoyo de mi pueblo y de España, que me trata fenomenal. Es una suerte y agradezco toda el apoyo", declaró.

  

El alicantino explicó cómo se puso la pista debido al tiempo. "Esta final era muy complicada por el nivel del rival y porque también la pista estaba muy lenta. Necesitaba más 'winners' y más puntos en la red. Rafa ha estado muy bien en todo momento", reconoció Ferrer, para matizar posteriormente las dudas sobre si se debió parar el partido por la lluvia. "No es que quisiera parar es que estaba lloviendo bastante, tenía miedo que pudiéramos hacernos daño en la pista. He hablado con el árbitro y me ha comentado que sólo era una nube y afortunadamente era así", finalizó.