Darty, antigua Menaje del Hogar, se va de España y cierra sus 43 tiendas con 650 empleados

La cadena francesa de electrodomésticos Darty abandona el mercado español y cerrará sus 43 tiendas el próximo mes de junio con una plantilla total de 650 empleados, lo que supondrá un coste de 30 millones de euros, según ha anunciado este jueves fuentes de la compañía.



MADRID/VALLADOLID, 4 (EUROPA PRESS)



Esta decisión se enmarca dentro de su plan estratégico de eliminar las pérdidas en mercados no estratégicos, entre ellos España, y concentrarse en Francia, Bélgica y Países Bajos.

Con ello, se cerrarán los 43 establecimientos de Darty en España, de los que tres se encuentran en Castilla y León. La compañía cuenta con tiendas en el centro comercial la Herrería de Ponferrada (León), en Los Capuchinos, en Salamanca y en Rio Shopping, en Arroyo de la Encomienda (Valladolid), donde permanecerá poco más de seis meses ya que se inauguró en septiembre de 2012.

"Mejorar significativamente nuestra posición en España sería un largo y potencialmente costoso viaje sin garantías de éxito en lo que seguiría siendo un mercado muy complicado", ha subrayado el presidente del grupo, Alan Parker.

En este sentido, ha afirmado que "se han dado largas consideraciones a las posibles opciones para el negocio en España", si bien ha señalado que "tras un largo proceso", el consejo ha concluido que el cierre proporciona el resultado "más seguro".

En España, Darty (antigua Menaje del Hogar) prevé alcanzar una facturación de 120 millones de euros al cierre del ejercicio 2012-2013, que concluye el 30 de abril, con unas pérdidas operativas de 16 millones de euros.

En concreto, las pérdidas totales desde la adquisición en 2007 hasta el 30 de abril de 2012 se situaron en 74 millones de euros.

El coste del cierre de las 43 tiendas en España (30 millones de euros) será en efectivo e imputado al año que concluye el 30 de abril de 2014. Adicionalmente, según la compañía, habrá un coste de 10 millones de euros de la disposición de activos fijos.

El máximo directivo del grupo ha explicado que la decisión de cierre en España, donde considera que no ha logrado el tamaño adecuado, se suma a la adoptada recientemente en Italia y representa un "importante avance" dentro de sus planes estratégicos, en línea con los acuerdos definidos el pasado mes de diciembre.

"El consejo de administración se ha comprometido a restituir el valor de la empresa para los accionistas, incrementando la rentabilidad en nuestro negocio principal desde nuestro liderazgo del mercado, desarrollando futuras iniciativas de crecimiento, mejorando la eficiencia en el coste base y eliminando las pérdidas en aquellos países que no se encuentran entre nuestros principales mercados", ha señalado Parker.

SEIS AÑOS DE CAÍDAS DE VENTAS EN EL SECTOR.

El cierre de los establecimientos en el mercado español se produce en un contexto de caída de las ventas de los electrodomésticos, con un descenso del 8,6% en los dos primeros meses de 2013 respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, según los últimos datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Electrodomésticos de Línea Blanca (Anfel) a los que tuvo acceso Europa Press.

El sector, que suma ya 34 meses consecutivos de bajada de ventas, comercializó 77.965 unidades menos que en los dos primeros meses de 2012, lo que representa un descenso del 9,18% en términos de volumen, con retrocesos en prácticamente todas las categorías de producto (frigoríficos, congeladores, lavadoras, secadoras, lavavajillas, hornos, cocinas).

Tras cerrar 2012 con una caída de la facturación del 13,86%, que supuso para esta industria encadenar seis años seguidos en negativo, el sector ha iniciado el año 2013 con un descenso del 12,22%, que ha moderado al 8,6% al cierre del segundo mes.